Written by 09:24

Cocinera – Köchin/Koch

Valeria Palacios vino desde Bogotá como Au Pair a Alemania decidida a quedarse. La posibilidad de conocer otras formas de vida y de trabajo, fueron su inspiración para seguir su pasión y así hacer su Ausbildung en cocina. Estas experiencias la llevarían también a explorar y desarrollar nuevos proyectos que le han permitido compartir sus conocimientos y dedicarse a lo que siempre había querido. 

Blog de Valeria leckerund.gesund
https://www.instagram.com/leckerund.gesund/

Escuela donde estudia Valeria
http://bergiusschule.de/

Sitio para encontrar pisos/departamentos compartidos para alquilar/arrendar
https://www.wg-gesucht.de/

Sitio para encontrar plazas de Ausbildung
https://www.azubiyo.de/

VOCABULARIO DE AYUDA (palabras en Alemán e Inglés usadas durante la entrevista).
die Arbeitserlaubnis: El permiso de trabajo
die Anerkennung: El reconocimiento de los estudios o títulos
der Vermieter: El arrendador/a
WG (Wohngemeinschaft): Pisos compartidos para alquilar/arrendar
der Schritt: El paso, la etapa
genau: exacto
die Auszubildende (Azubis): Lo/as aprendices
die Schicht: El turno
die Bestellungen: La orden, el pedido
die Abteilung: El departamento, la sección
das Bankett: El banquete
das Quiz: Test pequeño o corto
Gute Laune: Buen humor
IHK (Industrie Handelskammer): Cámara de comercio e industria
Mise en place (puesto en su lugar): Conjunto de tareas de organizar y ordenar los ingredientes y utensilios para realizar una receta.
Fingerfood: Bocadillos
Snacks: Refrigerio, Tentempié
Feedback: La retroalimentación

Síguenos Instagram @somosazubis/

Más información en somosazubis.de

Tema: Chérie la Kro, Banda: Lessazo, Album: Soleil d´hiver, Licencia: Creative Commons

(Visited 182 times, 1 visits today)
Transcripción

Atención: La transcripción se generó automáticamente y no se revisó ni corrigió posteriormente. Este proceso no es muy preciso y, por lo tanto, el resultado contiene con certeza una serie de errores. En caso de duda, siempre prevalece la palabra hablada grabada en el episodio.

Somos a Azubis.

Valeria Palacios vino desde Bogotá como au pair a Alemania decidida a quedarse.

La posibilidad de conocer otras formas de vida y de trabajo fueron su inspiración para seguir su pasión y así hacer su Ausbildung en cocina.

Estas experiencias la llevarían también a explorar y desarrollar nuevos proyectos que le han permitido compartir sus conocimientos y dedicarse a lo que siempre había querido.

Hola Valeria, bienvenida y muchas, muchas gracias por hacerte un tiempito para poder estar con nosotros el día de hoy.

Hola Renata, muchas gracias a ti, muy feliz de estar acá.

Valeria, vamos a empezar con nuestra entrevista y quisiera preguntarte primero de dónde eres y qué Ausbildung estás haciendo actualmente.

Yo soy de Colombia y actualmente estoy haciendo una Ausbildung en cocina.

En cocina, ¿en qué lugar de Alemania estás?

En Frankfurt.

¿Cómo llegaste a Alemania?

¿Cómo decidiste venir a Alemania?

Cuando yo estaba en Colombia, yo siempre desde el colegio siempre tenía metido en la cabeza que quería ir al extranjero, que quería ir al extranjero, que no tenía ni idea cómo, pero siempre dije, mi sueño es estar en el extranjero.

Cuando salí del colegio, empecé a trabajar y empecé a mirar posibilidades de irme.

Entonces, miré cursos de inglés, cursos de cómo trabajar en el extranjero, miré todas las posibilidades que tenía y la posibilidad más fácil y más económica era venirme a Oper.

Así fue como llegué.

Llegué a una familia alemana y mientras ellos me daban como la forma de mantenerme acá, yo debía cuidar a los chiquitos.

Así, así llegué acá.

¿El proceso de postulación para ser Oper lo hiciste de manera independiente o lo hiciste a través de alguna agencia?

Lo hice con una agencia.

Lo hice con una agencia, obviamente, pues hay que pagarle cierto dinero al comienzo, pero fue una ayuda muy grande porque son muchos los papeles, documentos, como requisitos que uno tiene que cumplir para salir del país y para llegar a uno nuevo, ¿no?

Entonces fue una muy buena inversión.

¿Y fueron muchos los papeles que te pidieron para poder aplicar a esa visa de Oper?

No, mira que no, o bueno, sí tenía que rellenar muchos formularios y demás, pero requisitos como tal eran el idioma, tenía que tener un nivel básico del idioma y tenía que tener experiencia cuidando niños, pero pues no era muy complicado de conseguir.

¿Qué más me pedían, no?

Ah bueno, eso sí, hay que tener en cuenta que pues para ser Oper en cada país hay ciertos requisitos.

Aquí, por ejemplo, en Alemania solo se puede hasta los 26 años, entonces creo que esa sería la única desventaja, pero el resto es muy fácil llegar aquí como Oper.

¿Y en tu caso tú elegiste el lugar donde llegaste o la agencia fue la que te sugirió o te dijo dónde ibas a realizar ese año?

Bueno, la agencia se encargaba de enviar por correo como las familias que estaban buscando un Oper.

Uno miraba pues cuántos hijos tenían, lo que hacían, como las tareas, lo que ellos querían en una chica, en una Oper, y uno decidía si hablar con la familia.

Ya después de hablar con la familia y de ver si hay feeling o no, pues ya había entrevistas, ya se colocó, pues si había feeling o no, después de eso ya como que hacían el pacto, cerraban el contrato para que la chica se viniera.

Yo en ese caso recibí esta propuesta por parte de la agencia, creo que hice solo una entrevista con la familia.

Bueno, tuve varias entrevistas al comienzo, me entrevisté creo que con tres o cuatro familias, pero con una hice feeling desde el comienzo.

Con una dije, wow, me voy, no me importa saber qué me toca hacer, pero me voy.

Eso que como que sientes, lo sientes, y ya con las otras pues no había tenido problema, pero no era como, no me terminé con vencer.

Igual yo no era complicada, pero yo como que necesito como que más, más esa energía.

Y se dio entonces ese feeling con esa familia y fue a esa familia a la que llegaste.

Sí, sí, tuvimos una entrevista, pero bueno no era una entrevista, realmente era como conocernos, era cámara, cámara, frente a frente.

Y era muy chistoso porque pues yo no hablaba el idioma, ¿no?

Entonces como la forma de comunicarse era como en señas y recuerdo que la mamá, la mamá también habla español, pero eran palabras muy, pues no, pues ayudaba, pero igual no nos podíamos comunicar.

Pero pues en medio de risas y demás, ahí dijimos, ellos me dijeron que se querían quedar conmigo y también les dije que me quería ir con ellos.

Y ahí, así fue que comenzó el proceso.

Ya después de hacer como el match, ya la agencia se encarga de hacer el resto del papeleo, después se compran los tiquetes y ya uno termina aquí.

¿Y cómo fue la experiencia ese año de vivir en una familia, enfrentarte al tema del idioma y también cuidar los niños?

Mira que yo tuve mucha suerte, o fui muy afortunada porque estuve con una familia fuera de lo normal y mi experiencia fue muy bonita.

Muchas he escuchado, tengo amigas que también han sido PERS y no les ha ido muy bien.

Por experiencia a mí me fue súper bien, tuve muchísima suerte.

Ese primer año, pues uno al llegar se enfrenta a cosas nuevas, a todo, todo es totalmente nuevo.

Entonces el idioma, la cultura, las personas, convivir con otras personas, por más que hayas tenido feeling y demás, no es tu familia, es como acoplarse a la energía y a las personalidades de esta familia.

El primer año, mira que no puedo decir que me ha llegado duro porque realmente lo disfruté y tampoco tuve como ese choque de extrañar a mi país o extrañar a mi familia en absoluto, o sea, como que todos los días vivía algo nuevo, entonces me emocionaba el levantarme.

Ya al final, pues dices, ay sí, caray, qué complicado es cuidar niños, pero la experiencia fue muy bonita, los niños también, aprendí muchísimo, aprendí el idioma.

Uno de los requisitos para las familias es que nos tienen que dar el tiempo para estudiar el idioma, para que lo aprendamos, porque pues uno se viene a aprender el idioma, ¿no?

Y nada, en ese tiempo también aprendí el idioma, conocí gente, tenía amigos, salía, o sea, también viajé muchísimo, viajé muchísimo con la familia, pero sí fue una experiencia muy bonita.

O sea que durante el tiempo que tú estabas haciendo el OPR, ¿estudiaste el idioma en las noches?

¿Hacías el curso de alemán?

No, lo estudiaba en la mañana, con la familia, bueno, con mi familia, nos organizábamos semanalmente, dependiendo ellos qué tenía, qué citas, cómo trabajaban y demás.

Yo tenía la suerte de que ellos trabajaban desde casa, entonces como que mis tiempos, ellos acoplaban su tiempo a lo que yo necesitara, entonces si tenía clases en la mañana, pues ellos tenían, yo cuidaba a dos gemelas, cuidaban a las dos gemelas, y ellos los cuidaban en la mañana mientras yo iba a clase, pero pues todo se hablaba con ellos y si yo necesitaba algo, si necesitaba más horas, ellos me las daban.

Finalmente tampoco trabajaba mucho, en el contrato decía que, bueno, no es que no sea mucho, pero trabajaba 30 horas semanales, entonces sí, porque todas las semanas era diferente los horarios.

Bueno, al comienzo dijiste que tu plan era venir y quedarte, una vez que termina ese año de O.P.R., ¿cómo empiezas a visualizarte para poder quedarte?

¿Qué plan tuviste en ese momento?

Bueno, yo el único objetivo que tenía era quedarme.

No tenía ni idea de qué iba a hacer, pero dije, ¿me quedo o me quedo?

Ya después de estar acá, creo que después de los seis meses o algo así, empecé a mirar cómo las posibilidades que había para quedarme.

Entonces aquí en Alemania está la opción de hacer un voluntariado, de ir a la universidad, de quedarse estudiando el idioma, voy a hacer una Ausbildung, pero la que más me convenía era pues la Ausbildung, ya que con él uno trabaja y estudia a la vez, ¿no?

Entonces con lo que uno recibía de sueldo en trabajo, uno se puede mantener, lo que uno recibe como sueldo, uno se puede mantener con eso.

Esa era como que la opción más viable para mí.

Después de mirar esas opciones, pues se venía la pregunta de qué, bueno, ¿y qué voy a hacer?

¿no?

Porque, pues sí, voy a hacer una Ausbildung, pero ¿en qué la voy a hacer?

A mí siempre me gustó la cocina, desde pequeña siempre he cocinado, en Colombia cocinaba, es más, en Colombia dije que quería estudiar gastronomía, que quería estudiar cocina, pero nunca lo vi como una carrera, sino como un hobby.

También, pues las personas, mi familia, todas las personas con las que convivía también me las iba a ver como un hobby, ¿no?

Entonces era como que, a uno se le mete en la cabeza que no, que no uno puede estudiar algo que le apasione, o sea, como cosas artísticas, ¿no?

Entonces, ya estando aquí, y estando lejos de todo, de mi familia, de toda la gente que me rodeaba, dije como que, bueno, pues si estudio cocina, ¿por qué no?

O sea, ¿quién me va a decir que no?

¿no?

Finalmente estoy aquí sola, yo soy la que tomo las decisiones así, pues.

Aparte también me había cambiado mucho la mentalidad, porque la familia a la que llegué es una familia muy artística, viven de lo que aman, de lo que sueñan, entonces llegar a la familia, yo creo que estaba destinada a ser mi familia, o en serio, mejor dicho, fui muy afortunada.

Al llegar a la familia y ver que ellos vivían de su pasión, de que todos los días disfrutaban su trabajo, dije como que, caray, ¿por qué no puedo estudiar lo que a mí me gusta?

¿por qué no puedo finalmente estudiar algo que me apasiona, que hago en serio de corazón?

Y pues eso influyó mucho en mi decisión, ¿no?

Después de ver eso, yo dije, nada, pues voy a estudiar cocina, voy a dejar de pensar y voy a estudiar cocina.

Entonces, empecé a buscar una ausbildung en cocina, y nada, me empecé a postular, tuve entrevistas, bueno, pues todo lo que se hace en un proceso de Ausbildung, que es cómo encontrar un trabajo, finalmente.

Exacto, ¿puedes contarnos un poco cómo fue ese proceso?

¿Dónde buscaste tus plazas para Ausbildung?

Bueno, sí, realmente yo comencé buscando por Internet, pues lo que te decía es cómo buscar un trabajo, ya tú envías tus documentos, envías tu hoja de vida, envías una carta de motivación donde diga por qué quieres entrar a la empresa y por qué quieres hacer como esa carrera.

Después de enviar tus documentos, recibes un feedback de la empresa donde te dice que no, o te invita a hacer entrevista.

Yo por suerte no tuve que enviar muchas, muchas hojas de vida, no recuerdo cuántas envié, pero recibí un feedback bueno, no sé por qué.

Y fue rapidísimo, me invitaron a hacer una entrevista, una entrevista en un hotel, en el hotel que quería, o sea, realmente había enviado varias hojas de vida, pero yo quería entrar a ese hotel.

Después de llamarme, me presenté a la entrevista y pues claro, antes de ir, qué miedo porque era en alemán, ¿no?

Y pues yo tampoco llevaba mucho para defenderme, o sea, sí lo podía hablar, sí hablaba con mi familia, pero una entrevista laboral es otra cosa.

Sí, es otra cosa, es como que caray, me tengo que preparar.

Me presenté a la entrevista, me fue súper bien y me dijeron como, bueno, te queremos, necesitas estos, estos documentos para poder entrar a la empresa.

Los documentos eran como, como que el... ¿cómo se dice?

como el permiso de trabajo.

Exacto.

El permiso de trabajo, el permiso de residencia, documentos del colegio, de donde había estudiado, de los cursos que había hecho, y pues la mayoría de los documentos que se piden al entrar a un trabajo, ¿no?

¿Todos esos documentos tú los tenías ya traducidos o tuviste que pedirle a tu familia en Colombia que te los mandara, que te los tradujera?

Mira que yo ya tenía todos los papeles acá, porque al haber hecho el proceso de au pair, la agencia me hacía traducir, me hizo traducir todos los documentos y también hacer la... no sé cómo se podría traducir, la NERKENUNG.

Bueno, el reconocimiento.

Exactamente, el reconocimiento.

Entonces yo ya tenía todo eso, pero pues también la empresa no me pidió tantos, o sea, no fueron como tan estrictos en ese tema y no tuve... realmente sólo fue como sacar fotocopia de todo y listo, presentarme.

Ya después de eso me... no, pues me dieron un contrato, me dieron cuándo comenzaba, empezó todo.

Yo no vivía en Frankfurt, yo vivía en otra ciudad, entonces también empezaba otro proceso de buscar vivienda, ¿no?

Y eso es otra cosa, el otro mundo.

O sea, yo siempre había vivido con mi familia, yo esto no lo había hecho en Colombia, pues mucho menos en Alemania, o sea, eso es una cosa de locos, pero pues finalmente tenía el apoyo de mi familia, que ellos me guiaban, pero finalmente les quedaba la cara rayó, ¿no?

¿Cómo lo hiciste para encontrar el lugar para vivir?

Por internet, realmente internet es una cosa.

Por internet hay una página donde buscar habitaciones, para habitaciones o viviendas.

Postulé, me postulé a varios, uno recibe directamente el feedback, a veces a uno no le responde, pero después de recibir el feedback, pues se acuerda una cita para poder visitar la vivienda donde vayas a vivir y ya dependiendo, pues el dueño, el dueño de la casa, o bueno, a quién le pertenezca la casa, él te dice como que sí te quiere y uno también decide si quiere tener la habitación, ¿no?

Porque muchas de las veces tiene que vivir con otras personas, yo en mi caso vivo con más personas, porque es un begué, ¿no?

Es una casa de habitaciones compartidas, no sé cómo traducirlo literal, pero sí, así funciona.

Y todo este proceso que tú hiciste de la postulación, de ir al hotel en la entrevista, ¿lo hiciste antes de terminar tu periodo de OPR por el tema de la visa, te lo pregunto?

Sí, total.

Sí, yo lo hice como, uy sí, claro, como cuatro meses antes, como cuatro meses antes de terminar mi, no, tres meses podría decir, tres meses antes de terminar mi año de OPR, ya tenía mi contrato, entonces tuve como ese tiempo para enviar los documentos a la embajada, que me aceptaron absolutamente todo, para poder tener un permiso de residencia.

Cuando tuviste que, ya tenías el contrato con el hotel, tuviste que enviar todos esos documentos, ¿dónde tuviste que enviarlos y si te pidieron documentos extras?

Ay, mira que, bueno, documentos extras no me pidieron, pero, ay, ya casi no recuerdo, a mí me ayudaba mucho mi mamá alemana, o sea, yo casi no hice nada, o sea, ahorita te puedo decir, no tengo ni pinche idea que envié, que me envió mi mamá alemana, ni pinche idea, yo solo recibí el permiso.

No, pero espérate, lo que sí hice es que tenía que enviar un contrato, un contrato que dijera que, o sea, que tenía un trabajo, que iba a recibir el dinero que me alcanzara para sobrevivir acá, y pues que dijera la duración, ¿no?

Entonces, lo más importante era el contrato, después del contrato, ¿no?

Mira que solo fue el contrato realmente.

Fue bastante fácil, ¿no?

En ese sentido.

Yo no he tenido problemas con eso, solo hay que llenar, es como, sí, fue llenar un formulario y el contrato, ya después de eso, pues, ellos me contactaban por correo, porque yo tenía que enviar los papeles a otra ciudad, entonces, como que no tenía que ir a las citas o presentarme, estar allí, sino que todo era por correo, pero sí fue todo súper fácil.

Y, bueno, volviendo un poco a la entrevista de trabajo que te hicieron en el hotel, ¿te acuerdas qué cosas te preguntaron?

Sí, me acuerdo, bueno, pues preguntas de siempre, ¿en qué eres buena?

¿Por qué quieres estar acá?

Me preguntaron que por qué quería estar en Alemania, o sea, porque estaba en Alemania, que siendo, pues, estando, que mi familia estando tan lejos y, pues, estando aquí sola, que pues, ¿qué hacía acá?

Eso sí me lo preguntaron.

Nada, pues, las preguntas como básicas de una entrevista de trabajo, en qué eres buena, puedes trabajar en equipo.

Recuerdo mucho que me preguntaron, cuéntame cómo preparas una de tus comidas favoritas, y quedé en blanco, yo, no sé si fueron los nervios, no tengo ni idea, pero no se me venía a la cabeza nada, nada, no sé qué me inventé ahí, pero igual.

Saliste.

Salí de esas, no sé, y con mi medio alemán, pero sí, salí de esas, pero sí, no, no, no fue muy cómodo, bueno, también me había preparado, eso era la otra cosa, había escrito miles de respuestas, sí, eso ya lo tenía en la cabeza lo que iba a decir, el tema es que uno no sabe qué le van a preguntar.

¿Y te respondieron rápidamente de que habías quedado para el Ausbildo, o se demoraron mucho?

No, no, no se demoraron, es más, ellos me dijeron como que, tuve que hacer una prueba de trabajo, yo lo había olvidado.

Ah, ¿puedes contarnos eso, cómo fue?

Sí, antes de entrar, me dijeron como primero, antes de firmar el contrato, queremos ver cómo te desenvuelves en tu trabajo, ¿no?

Entonces, me citaron un cierto día en el hotel, y tenía que trabajar como los demás, como un día normal, pero pues obviamente era nueva y me guiaban.

Recuerdo mucho que apenas entré al hotel, me recibió un chico, y el chico era argentino, y también trabajaba en la cocina, entonces yo como que ¡guau!, un alivio para mí, porque todo me lo está diciendo en español, ¿no?

Entonces, él me estuvo guiando y estuvo conmigo casi todo, fue un día de trabajo, fueron ocho horas, y estuvo casi todo el tiempo conmigo, entonces él era el que me calificaba, él fue al final el que me dijo como, si te quedas, pasas al siguiente, como lo digo, al siguiente estación, al siguiente... ¿paso?

No sé, como...

Al siguiente paso, bueno.

Uy, qué fácil.

Él fue el que me dijo que sí, que se me quedaba en el hotel, pero que tenía que seguir, pasar al siguiente paso.

El siguiente paso era una entrevista con el jefe de cocina, con la chica de Recursos Humanos, y con el jefe de todo el hotel.

Entonces, eso fue un poco abrumante, porque, pues, yo estaba en el centro y las tres personas estaban, pues, uno delante mío, el otro al lado, ¿sí?

Y, pues, en alemán.

¡Guau!

Era tremendo.

Pero me entendí muy bien con el dueño del hotel, ese señor hablaba todos los idiomas.

Hablaba inglés, me habló en inglés, me habló en francés, me habló en español y me habló en alemán.

En los cuatro idiomas me hizo la entrevista.

Más que entrevista, era una conversación.

Y él fue el que me dijo que sí.

O sea, al final me dijo, sí, te quedas aquí en el hotel, y yo como que ¡guau!, lo logré.

O sea, y ahí en esa conversación te preguntaban cosas un poco de tu vida o también el interés por el ausbildung.

De las dos preguntas me hacían, pero en esa entrevista me preguntaron mucho más de mi vida.

Y yo creo que al haberme entendido con el jefe, porque él me preguntaba como, bueno, ¿y tú qué quieres?

O sea, ¿por qué estás acá?

¿Te vas a quedar aquí toda tu vida?

Y yo como que no, no me voy a quedar aquí toda mi vida.

O sea, sé que es como un paso para el proceso, o sea, como el proceso para la meta que quiero llegar.

Pero sí, él me preguntaba más cosas como, ¿cuáles eran mis sueños?

¿Qué por qué estaba acá?

¿Qué por qué había dejado Colombia?

O sea, fue todo muy, muy ameno.

Y bueno, después de la entrevista ya tenías todo más o menos listo.

¿Puedes contarnos un poco cómo ha sido, si es que te acuerdas del comienzo, de las primeras clases que tenías?

Porque me imagino tenías algunos días en la parte teórica y otros días la parte práctica.

¿Cómo se dividía el primer año?

Bueno, el primer año, o sea, hasta el día de hoy siempre he estudiado y trabajado de la misma manera.

En el hotel en el que estoy, lo manejan de las personas, bueno, los auszubildendes, trabajan dos semanas y una semana estudian.

Y así durante todo el año.

Entonces trabajas dos semanas, una semana estudias y así sucesivamente.

Los primeros días de trabajo, pues me fue súper bien porque me entendí con los chicos de la cocina.

Había muy pocas chicas, eran muchos chicos, pero me entendí muy bien y eran muy amables.

En el colegio, pues al comienzo pues un poco de miedo, ¿no?

Porque dices, ¿talmente vas a estudiar?

¿Vas a aprender?

O sea, me preguntaba cómo iba a ser con el idioma.

A pesar de que me he defendido, pues me hacía falta muchas más bases.

En el colegio, pues al comienzo sí tenía como un poco de... me preocupaba un poco, pero ya después se fue dando súper bien.

Después de que empiezas a estudiar, como que te familiarizas con el idioma, con las palabras, con todo lo que necesitas y ya todo va fluyendo.

¿Te acuerdas qué asignaturas tenías el primer año en el colegio?

Siempre, hemos tenido siempre las mismas.

Es como un colegio realmente, porque tengo... bueno, al comienzo sí tenía clases de política, de económicas, de religión, práctica, pues ya donde uno cocina directamente, de servicio, más... se dice magazine, pero no sé cómo lo traduzco en español.

Sí, cómo traduces eso en la cocina no sé.

¿Y qué hacen ahí?

¿Qué cosas tienes que hacer o qué tienes que aprender?

Teoría.

Aprendemos de todo, de dónde viene todo.

Todas las semanas tenemos temas diferentes.

Digamos, esta semana vamos a ver cómo la producción de queso, de dónde viene el queso, de dónde sale, por qué se divide, que la química, que la física, que por esto se da, que el animal, o sea, se aprende desde cero de cómo llega la comida al plato.

¿Pasas por distintos también espacios dentro de la cocina?

Por ejemplo, la pastelería, o cómo se divide adentro.

Sí, cómo tan dividido no está.

Nosotros aprendemos mucho, pero muy general.

Y aquí en Alemania el tema es que tú aprendes solo para una cosa.

Entonces, digamos, si aprendes para cocina, solo te enfocas en, cómo decirlo, en la comida salada.

Si quieres aprender de dulces, de pastelería, de postres, tienes que estudiar algo como pastelera.

Obviamente, bueno, digamos, ahorita que lo estoy estudiando, uno va por encima de los temas, no sé, de los pasteles, de los tipos de masa, de los dulces, de cómo hacer una crema y demás, pero no se enfoca como tal en la pastelería, porque no es una osmílion en pastelería.

Claro, pastelero a tus pasteles, ¿no?

Acá en Alemania.

Exactamente, y aquí eso se puede ver mucho en Alemania, que en serio, si tú quieres ser zapatero, tienes que estudiar para ser zapatero, como que son muy enfocados.

Claro, y en el caso de cocina, cuando dice que estudias cocina, claro, me cuentas que es bastante general lo otro, pero ¿en qué se enfocan?

¿Más que nada en lo salado o en las preparaciones para el hotel?

Por ejemplo, ¿hacen desayuno o cómo es?

Bueno, en el hotel pues tengo la parte práctica, pero no es tan literal de que lo aprenda en el colegio y lo vaya a hacer en el hotel, no.

O sea, en el hotel trabajo para el hotel, ¿sí?

En el colegio en serio aprendo absolutamente todo, pero no hay manera de ponerlo en práctico.

Obviamente aprendo técnicas, aprendo recetas, veo cómo ya las personas que trabajan allá cocinan, cómo me enseñan y demás, y eso es lo que uno puede aprender, pero tan literal el tema que uno vea ciertas semanas que lo pongan en el hotel, no es así.

¿Y cómo es el día de trabajo tuyo?

Si podrías contarnos un poco a qué horas comienza, qué es lo que tienes que hacer, cuánto tiempo.

Sí, claro.

Bueno, te voy a contar cómo trabajo.

Ya, perfecto.

Más fácil para que no.

Bueno, esta semana tengo, ¿cómo se dice?

Horario por la mañana, jornada de la mañana.

Entro a las 6 de la mañana, salgo a las 2 de la tarde.

Apenas llego al trabajo, pues nada, tengo que estar a las 6 de la mañana ya lista, cambiada.

El hotel me da el uniforme, me da los zapatos, me da absolutamente nada, eso no corre por mi cuenta, sino que el hotel me da absolutamente todo.

A las 6 tengo que estar lista y pues como es por la mañana me encargo de la parte del desayuno.

También trabajo con otras personas, entonces, ¿cuál es nuestra tarea?

Los desayunos de los clientes, de las personas que se están quedando en el hotel.

Entonces, tenemos diferentes buffets, tenemos comida a la carta.

Bueno, pues comida a la carta son huevos, porque la gente solo quiere comer huevos.

Y sí, entonces toda la mañana estamos preparando huevos, o estamos preparando la comida al buffet, que tenemos comida típica de Alemania, que es la salchicha.

Muchos tipos de salchicha, queso, diferentes tipos de queso, diferentes tipos de jamón, verduras, ellos comen muchas verduras.

O sea, hay que estar pendiente y estar preparando todo lo que se vaya a comer los clientes.

Después tengo mi pausa donde almuerzo en el hotel, pues el hotel me da la comida, no me tengo que preocupar tampoco por eso.

Y ya a las 2 de la tarde salgo, o sea, en la mañana es realmente solo desayuno.

¿Y cuando te toca turno de tarde, cómo es tu día?

En la tarde, sí, normalmente entro a las 2 de la tarde y salgo a las 10, 10 y 11.

Y ya no hago huevos, ya no hago desayuno, sino que hay comida a la carta.

Entonces el hotel tiene una carta de comida y la gente llama o va al restaurante y van pidiendo.

En la noche hay mucho más movimiento, porque entonces se está trabajando en los pedidos.

Todo el tiempo están llegando pedidos, todo el tiempo se está moviendo.

Entonces apenas llega una tarde, hay que preparar como el mise en place, como las cosas que se necesitan para la noche, ya para la noche estar todo el tiempo en servicio.

Entonces es más estilo restaurante.

¿Cómo es el manejo del estrés dentro de la cocina?

Porque creo que de alguna forma siempre se romantiza un poco la idea de que estudiar la cocina, que puede ser un espacio muy meditativo, pero cuando estás dentro de un restaurante o de un hotel trabajando en la cocina, me imagino que es otra historia.

Sí, totalmente.

Bueno, pues con eso he aprendido a manejarlo.

Al comienzo era un poco abrumador, porque tampoco me lo esperaba.

O sea, yo sí había escuchado que la cocina era algo estresante, pero con el tiempo se aprende.

Y más si tienes como un buen equipo de trabajo, si puedes trabajar en equipo.

Cuando se trabaja en equipo y cuando en serio se disfruta el trabajo, como que te ries en medio del estrés, o sea, estás concentrado pero lo estás disfrutando, ya eso se puede manejar de cualquier manera.

Y dentro de los equipos de trabajo, por ejemplo, como me decías que aquí en Alemania se divide, por ejemplo, tú te encargas de la comida y tienes compañeros que se encargan de la parte de panadería y otros que se encargan de la pastelería.

¿Cómo es dentro del hotel?

Bueno, en el hotel tenemos tres...

Bueno, la cocina se divide en tres partes.

Tenemos la parte del desayuno, que está todas las mañanas.

Tenemos dos restaurantes, entonces hay un grupo para un restaurante, el otro grupo para el otro restaurante.

Y también está la parte del banquete, donde se hacen más postres, pues no tan directos postres, pero sí donde se hacen más postres y se hacen como pequeños finger food, pequeños snacks para las personas que vienen en grupos grandes a reuniones.

Entonces la dividimos como...

Bueno, tres partes, no, sino cuatro.

Desayuno, los restaurantes y el banquete.

No sé si lo estoy diciendo bien en español.

Sí, sí, sí entiendo.

Pero sí, así se divide la cocina en el hotel que estoy.

Y bueno, volviendo un poquito al colegio, ¿cómo son los exámenes o las pruebas que tienes?

Bueno, ya depende mucho del profesor, pero por lo general, siempre que terminamos un tema nos cualifican, nos hacen una especie de quiz y nada, pues ahí si uno estudia le va bien, si uno no estudia, pues bueno, me pasa a mí si yo no estudio, chao, perdí.

Yo sí necesito estudiar, aparte que es otro idioma, entonces tienes que dedicarle el doble de tiempo para aprender todas esas palabras nuevas, todas esas cosas que a pesar de que lo hayas entendido, necesitas repetirlo para que se te quede en la cabeza en los dos idiomas.

Son muy difíciles las pruebas, los quiz que te hacen?

Cuando estudio no, cuando no estudio sí.

O sea, depende mucho.

Al comienzo sí era, al comienzo no me iba tan...

Bueno, en este momento me está yendo muy bien el colegio, pero pues al comienzo de acoplarme otra vez, era volver al colegio, hacer clases, el cuaderno, llevar como un control, un diccionario, porque todos los días aprendía 20.000 palabras nuevas, entonces tenía que escribirlas, traducirlas y como que es esto, es esto, es esto, sí, pero sí, o sea, fluyen las cosas, fluyen.

¿Y tus compañeros son la mayoría de acá de Alemania o tienes compañeros de otros lugares también?

Es como miti-miti, la mitad son alemanes, la mitad son extranjeros, entonces es súper chévere porque uno no es la diferente, sino que están los alemanes y está la gente que viene de todo el lado del mundo, o sea, de todos, entonces es súper bien porque uno también se puede, pues uno puede hacer relaciones con todas las personas y también uno aprende de los alemanes porque los alemanes hablan el idioma y uno también puede aprender de ellos, no solamente de los profesores sino también de los compañeros alemanes.

Claro, y ahí en las clases teóricas solamente les enseñan, valga la redundancia, teoría, ahí no tienen nada, nada, nada práctico.

Práctico sí, tenemos un día donde solo cocinamos, comenzamos como con teoría, como lo que vamos a cocinar, o sea, como, no sé, vamos a cocinar carne, estofado de carne con verduras, con verduras en salsa de tomate, digamos, ¿sí?

Entonces antes de preparar eso, entonces miramos el tipo de carne, de dónde viene la carne, los vegetales, porque es importante mezclar ciertos vegetales, cuáles combinan más, después hacemos como un plan, es como una receta, sí, es un plan de lo que vamos a hacer en la cocina, paso a paso, y ya cocinamos y después comemos, eso es lo más lindo de todo.

¿Cómo ha sido esa experiencia también intercultural para ti de ir al colegio?

Mira que a mí me encanta, a mí me encanta ir al colegio, y no es que sea la más ñoña, pero me divierto aprendiendo, y yo creo que me estoy divirtiendo es porque me gusta lo que hago, porque en serio me apasiona, entonces me parece muy interesante saber de dónde viene todo, esto se hace de esta manera porque tiene sentido, no se hace porque sí, sino que en serio tiene sentido, eso, así me dio súper bien con el colegio.

Qué bien, ¿y los profesores cómo son?

¿Son buena onda?

¿Tienen paciencia?

Sí, los profesores, pues obviamente no todos, pero sí, súper bien con todos, con los alemanes, con los extranjeros, son súper pacientes.

¿Son muy exigentes?

Te lo pregunto en el sentido como del idioma también, porque me imagino que al entrar como no entiendes y necesitas más tiempo quizás.

No, ¿sabes que no?

Yo, y yo creo que eso es porque, digamos, la ciudad en la que estoy es muy intercultural, entonces hay gente, o sea, yo creo que hay más extranjeros que alemanes, entonces como que si se ponen de exigentes les tocaría estar toda la vida exigentes, porque son extranjeros, ¿sí?

Entonces, no, con ese tema no son complicados.

Obviamente en los exámenes pues sí hay que escribir bien, ¿no?

Pero al hablar, si te haces entender y demás, no hay ningún tipo de problema.

Y en el tema, en el trabajo, ¿tú ves diferencias culturales muy fuertes que a lo mejor te chocaron comparando con Colombia y acá en Alemania?

Mira que, pues son diferentes estilos, sí, de vida, pero también es como la forma en que se vive, ¿no?

Entonces sí se nota, digamos, cuando una persona, cuando son alemanes o cuando son extranjeros, pues dependiendo también el país de donde venga la persona, ¿no?

Entonces, no sé, yo por ejemplo, yo llego contenta, llego feliz, llego cantando, llego hablando, llego con gustelaurio, no sé cómo.

Sí, con buen humor.

Con buen humor, sí.

En cambio llegan otro tipo de gente que llegan ya de mal genio, que son mucho más callados, como que no interactúan tampoco mucho.

Yo sé que depende mucho también de la persona, pero sí el tema cultural se nota.

O sea, tú sabes, obviamente no toda la gente es así, pero sí se nota algo, que somos algo diferente.

¿Y cómo lidias con eso también, no?

De que tú llegas así contenta, con mucho ánimo y hay gente que está un poco más desanimada o que no conversa mucho, ¿cómo lo haces ahí?

Pues hay que aprender a llevarlo, ¿no?

Porque pues sí, obviamente sería mucho mejor que todos tuvieran un buen humor, ¿no?

Y que todos estuvieran felices y que no estuvieran en mal humor.

Pero pues tú no puedes hacer nada.

O sea, si la persona quiere estar así es porque lo eligió, ¿sí?

Pero es como no amargarse y seguir en el mundo de bueno, nada más.

Entonces, ya después de tanto tiempo es como que tengo que entender también que todos somos muy diferentes, ¿no?

Aparte, yo creo que tú me debes entender que también vienes de Latinoamérica, que nuestro humor es mucho más diferente al de acá.

Claro, hay cosas que a nosotros nos dan risa, pero a ellos no les da risa, o al revés.

Y al revés, exactamente.

Sí, que tú puedes hacer una broma y la gente no se ríe.

Sí, también.

Así también es.

¿Qué ha sido lo más difícil para ti desde que entraste a hacer el Ausbildung?

Guau, ¿qué ha sido lo más difícil?

Qué buena pregunta, ¿sabes?

Ahorita estoy pasando por una...

Bueno, no estoy pasando por una situación mala, sino que es un poco complicado, es similar estar a la deriva.

Pues, no a la deriva, sino tú estás en un país diferente, pero no estás seguro en cuanto a que no te puedes quedar toda tu vida sin algo fijo.

O sea, estás en la incertidumbre, o sea, no sabes qué vaya a pasar en unos, no sé, seis meses.

Si no tienes papeles, si no tienes algo fijo, te puedes devolver directamente a tu país, ¿no?

Entonces, como que eso para mí ha sido lo más difícil, como que estar a la incertidumbre y estar pensando, bueno, qué voy a hacer, qué voy a hacer, qué otra manera voy a buscar para quedarme acá, ¿sí?

Ahorita, en este momento, estoy pasando por ese momento, precisamente, y es porque, bueno, terminó mi Ausbildung en febrero y me estoy preguntando, carajo, ¿qué voy a hacer?

¿sí?

Otra vez empezar con el tema de los documentos, de papeleos, de la visa, entonces me genera no preocupación como tal, ¿no?

Pero sí me ponía a pensar, porque yo digo, pues pucha, yo sé que las cosas se me dan, o sea, seguro, y si estoy para quedarme aquí, me voy a quedar, como sea.

Obviamente me tengo que mover y más, pero igual es como que, pues pucha, me tengo que seguir moviendo, o sea, no me puedo quedar tranquila si no hago los documentos, si no busco un lugar donde trabajar, si no busco otras posibilidades, pues sí, eso para mí sí es lo más complicado.

¿Sientes a veces un poco de ansiedad también por ese mismo proceso?

Sí, totalmente.

Sí, claro, porque es que no estás bien hoy, no sabes cómo vas a estar mañana, entonces es la pensadera de qué voy a hacer con mi vida.

¿Tienes algún plan A o plan B?

Porque, claro, como dices, estás ya en seis meses más, terminas tu Ausbildung, ¿y qué pasa ahí?

¿Tú terminas, se te acaba la visa?

Bueno, yo termino en febrero, mi visa se acaba en agosto, tengo como ese tiempo, bueno, creo que lo tengo porque todavía no estoy segura, pero pues mi visa se acaba en agosto, ¿sí?

Termino en febrero y quiero empezar otra Ausbildung en pastelería.

O sea, realmente, bueno, mi Ausbildung dura tres años, ¿no?

En el contrato que firmé con el hotel, con el colegio y con todo, dice que terminaría mi Ausbildung en agosto del próximo año.

Lo que yo hice fue acortar mi Ausbildung seis meses antes para poder terminar antes y empezar mi Ausbildung en pastelería, ¿no?

¿Cómo lo hiciste para acortarlo?

Bueno, tiene que llenar un formulario con el IHK, el IHK es como la empresa que se encarga de todas las Ausbildungen aquí en Alemania, hay una por ciudad.

Llenar un formulario, pero te piden dos requisitos y es que la empresa está de acuerdo con que hagas el acortamiento y que tengas buenas notas, que tengas un buen promedio.

Te piden más o menos un promedio de 2,5.

Yo tenía el promedio y la empresa también estaba de acuerdo y solo lo tuvieron que firmar, lo presenté y pues ya presento mi examen final seis meses antes.

Entonces, pues obviamente me tengo que preparar mucho más porque van a ser temas de seis meses que no voy a ver en el colegio porque ya no voy a ir más al colegio, pero entonces lo tengo que preparar por mi cuenta.

Pero sí, pues esos son mis planes, entonces termino la Ausbildung, la termino en febrero, como que de febrero a agosto me voy a tomar mi tiempo, no sé qué voy a hacer, pero ya en agosto comenzaría una nueva pastelería ya que aquí las Ausbildungen se comienzan en febrero y en agosto o septiembre, en esos dos meses es cuando se empieza todo.

¿Y ya tienes más o menos visto dónde vas a hacer el Ausbildung de pastelería?

He estado mirando.

Aquí en Frankfurt, donde estoy, no hay muchas opciones, pero pues también es la fecha, ¿no?

Porque pues agosto fue el mes pasado, o sea, las Ausbildungen ya se acabaron del todo.

Pero sí, he estado mirando aquí en Frankfurt y también en otras ciudades.

O sea, si me sale en otras ciudades, con mucho gusto me mudo.

A mí me encanta el cambio.

Yo no puedo estar en una rutina, en la monotonía no puedo, entonces si me mudo, me mudo con mucho gusto.

Valeria, ¿qué cosas consideras que han cambiado en ti desde que llegaste a Alemania hace tres años?

Wow, yo no soy la misma Valeria, no, en absoluto.

Es increíble como el estar sola y el estar en otra cultura, en medio de gente nueva, te cambia como persona.

O bueno, pueda que no te cambie, pero te enseña tantas cosas que te hacen cambiar, que te hacen ver las cosas de otra manera.

¿Qué he aprendido como tal?

He aprendido a estar sola, he aprendido a disfrutar de la soledad, de estar conmigo misma, que la soledad no es mala, sino que es el estar conmigo misma, como a conocerme, a conocerme, a saber de mis emociones, qué me gusta, qué no me gusta.

Algo que me ha pasado en Colombia era, yo siempre soy abierta, yo hablo, estoy feliz, hago, hago.

En Colombia era igual, pero había una cosa y era que me costaba mucho demostrar las cosas, me costaba mucho, o también recibir el cariño de otras personas, no sé, en cumpleaños, cuando tenía cumpleaños, o cuando había fechas especiales de mi parte.

Yo siempre decía como que a mí no me gustan esas cosas, a mí no me digan nada porque eso es una bobada, ¿no?

Y aquí, estando sola, me di cuenta que, caray, que es muy bonito, que no sé si fue el hecho de haber estado sola, pero saber que tienes personas a tu lado, que tienes amigos y que te dicen, hey, feliz cumpleaños, como que estoy feliz de tenerte en mi vida, es como que, wow.

¿Qué otra cosa?

Sí, o sea, obviamente el estar ya sola, sin familia, te hace madurar, como, no sé, ya que tengas que mirar un arriendo, que tengas que mirar tu trabajo, que tengas que mirar dónde estudiar, que tengas, o sea que ya todo corra por tu cuenta, te hace madurar, o maduras o maduras, porque si no maduras, no te mantienes aquí de ninguna manera.

¿En qué más he cambiado?

Sí, yo creo que eso sería.

¿Y las cosas que más te han gustado de todo el proceso?

¿Cuáles podrías nombrar?

Porque en general estás muy contenta con lo que estás haciendo, pero hay algunas cosas en específico que son las que más has disfrutado.

Sí, de algo que estoy totalmente, no sé, agradecida, feliz, fue de haber tomado la decisión de estudiar lo que me apasiona, porque pues de eso estoy viviendo, literal, estoy viviendo de algo que me hace feliz levantarme todos los días y decirme, pues yo voy a hacer algo que me encanta.

También tengo pues mi blog, mi blog de cocina, donde comparto recetas, donde comparto tips, eso también me hace súper feliz y sigue siendo mi pasión, o sea, obviamente es un trabajo porque toma tiempo, dedicación y demás, pero es algo que me gusta hacer todos los días.

Entonces lo que más me gustó de haber llegado acá fue haber tomado la decisión, de haber sido valiente y decir, pues pucha voy a estudiar lo que quiero.

Eso fue lo que más me gustó.

Ya después de todo eso todo es divino, hermoso.

Al principio hablabas de que tenías una meta, de que esto era un paso, ¿cómo te visualizas de aquí a futuro?

Yo quiero independizarme aquí en Alemania, bueno, o quiero fundar o hacer una pastelería saludable, pues tiene que ver con todo lo que hago en mi blog, con todo lo que aprendí y demás, precisamente por eso que voy a estudiar pastelería.

Sí, me veo aquí con mi pastelería saludable, viviendo de mi blog, viviendo de lo que amo hacer.

Entonces pues voy paso a paso, ¿no?

Yo pensaba que con mi Ausbildung en cocina, pues podría hacer mi negocio en postres, pastelería y demás, y resulta que no, que tú sabes que en Alemania pues uno se tiene que enfocar en ciertos oficios, en un oficio como tal.

Y pues yo pensando que en cocina iba a poder hacer eso, pues no.

Después me dijeron que tenía que estudiar pastelería para poder hacer lo que yo quería.

Por eso también cambiaron los planes, o sea por más que planeé mi vida siempre llega algo que como que uy, pero pues no lo veo como algo malo sino que tenía que llegar, para eso estaba.

Comentas que tienes un blog, ¿puedes contarnos un poco sobre sobre ese proyecto?

¿Cómo se te ocurrió?

¿Qué es lo que haces ahí?

Después de llegar, cuando llegué a mi familia, te estaba contando que es una familia que vive de su pasión y que son súper artísticas.

El papá es un caricaturista, es muy conocido aquí en Alemania y vive haciendo caricaturas, haciendo chistes, vive de YouTube, vive de Facebook, vive de Instagram.

Obviamente tiene muchas otras entradas que son sus shows, sus tours, Spotify tiene a todo ese hombre, pero lo disfruta tanto.

Cuando trabajaba con él se notaba cómo hacía su trabajo y cómo lo disfrutaba.

Y la mamá, la mamá era una mamá blogger, entonces contaba toda su vida como mamá, con las niñas, llevaba las mamastips y demás.

Y después de haber llegado a esa familia, fue cuando se me ocurrió, bueno, pues voy a empezar con mi blog.

¿Y en qué voy a empezarlo?

En cocina, pues eso es lo que quiero hacer, pues voy a empezar con mi blog en cocina.

Entonces ya estando con ellos, ya teniendo más experiencia, viendo cómo ellos trabajan, lo que hacen y demás, pues me arriesgué y pues sí, ya voy casi para dos años con mi blog.

Obviamente tampoco es fácil, pero me lo disfruto con toda.

¿Y ahí en el blog qué compartes, recetas?

Sí, comparto recetas saludables, sobre todo postres, como que siempre intento demostrar que comer saludable no es aburrido, que es muy rico y que es simplemente ser creativo.

Entonces comparto recetas y tips en alemán y en español.

Entonces también me ayuda mucho para aprender.

Al final de la entrevista vamos a compartir para que nos cuentes un poco dónde te pueden encontrar y te pueden seguir.

¿Cómo se llama el blog?

Se llama Leka Ungesund.

Traduce literal rico y saludable en español.

Si hay gente que tiene interés en estudiar cocina o venir a Alemania, ¿qué consejo les darías basado en tu experiencia?

Que no lo piensen tanto, que se vengan.

Que si en serio la oportunidad está para ellos, de cualquier manera se va a abrir el camino.

Que las cosas están destinadas a ser y ya, que la pensadera no te lleva a nada, que hay que tomar acción y ya, eso es.

¿Y dónde puede la gente que estudia cocina después trabajar aquí en Alemania?

¿Qué perspectivas laborales existen dentro del rubro?

Lo bueno de estudiar aquí o bueno en la Unión Europea es que puedes trabajar en todo el mundo.

O sea, si yo ahorita decidiera irme, no sé, para otro país, bueno pues sí, obviamente voy a necesitar los requisitos del país, pero ya teniendo el título en cocina ya puedo trabajar en un hotel, en un barco, en un restaurante.

Te puedes independizar haciendo tus negocios.

Tienes muchísimas posibilidades.

Y para ir terminando, ¿a quién le recomendarías que haga la carrera de cocina?

¿Qué cosas debería tener presente alguien que quiere estudiarlo?

Que tenga la pasión, que sepa que eso es lo que quiere, que en serio le emocione estar cocinando, que le emocione, que no sea algo como que, ay sí, lo voy a hacer porque quiero aprender algo nuevo.

No, eso se siente.

Cuando a ti te gusta algo, eso se siente.

Entonces, que tenga la pasión para cocinar.

Qué bonito, qué bonito.

Qué buenas las palabras también, los consejos que das.

Y si hay alguien que quiere contactarte directamente, ¿dónde puede encontrarte?

Y si pueden hacerte quizás más preguntas de las que yo te he hecho.

Sí, claro.

Ellos me pueden contactar en Instagram por el blog que estoy ahí para responderlas.

Como te decía, se dice lecaunt.gesund.

Así me pueden contactar en Instagram y ahí les puedo responder todas las preguntas que quieran.

Vamos a dejar entonces el link de tu Instagram ahí en las notas del podcast para que te puedan seguir porque además, como decías, está en español y en alemán, entonces también sirve para aprender un poco el idioma.

Claramente.

Bueno, Valeria, darte las gracias de nuevo por tu tiempo.

Te mando un abrazo, mucha suerte con todos los proyectos a futuro que tengas y vamos a seguir en contacto.

Gracias a ti, Renato.

Un abrazo.

Cuídate.

Dale, que estés bien.

Yo sí.

Chao.

Ya.

Gracias.

Sí.

Ay, oye, la disfruté mucho.

¿De verdad?

Yo también.

Si te gusta nuestro contenido o crees que a alguien le puede servir, ayúdanos por favor a compartirlo con más personas.

Puedes encontrarnos en el Instagram Somos Azubis o en el sitio web www.somosazubis.de.

Gracias por escuchar y te mando un pod-abrazo.

Close