Written by 10:07

Die Überstunde: Elena Aguilar, Coach Laboral y Experta en Recursos Humanos

Elena Aguilar es experta en Recursos Humanos y Coach laboral. Trabaja desde hace más de 10 años en empresas españolas y alemanas. Creció en Alemania y es hija de trabajadores españoles que llegaron al país hace más de 40 años.

Con su experiencia profesional y personal, apoya a hispanohablantes que desean un acompañamiento en su fase inicial de integración y en la consecución de sus objetivos profesionales.

Hoy hablamos sobre las fases del choque cultural, los factores internos y externos que pueden dificultar la búsqueda de trabajo, las diferencias culturales en el ámbito laboral y nos comparte útiles consejos si estás buscando o realizando tu Ausbildung.

Si quieres realizar una Ausbildung en Alemania, puedes solicitar los servicios de Coaching intercultural online de Elena de forma particular desde cualquier lugar.
Si ya vives en Alemania y estás desempleado, puedes recibir su Coaching de forma gratuita, a través del financiamiento de la Agentur für Arbeit con el bono (AVGS) Aktivierungs- und Vermittlungsgutschein.

Aquí los links para contactar a Elena en todas sus plataformas:

Sitio Web  

Correo

Instagram

Facebook  

LinkedIn  

TikTok

Teléfono: +49 152 051 39987

Síguenos Instagram @somosazubis/ 

Más información en somosazubis.de

Si tienes preguntas y/o comentarios escríbenos a somosazubis@gmail.com 

#coachingenespanol #coachingenaleman #estudiarenalemania #trabajarenalemania #azubipodcast #podcastenespañol #ausbildungenalemania #formaciónprofesional

(Visited 233 times, 1 visits today)
Transcripción

Atención: La transcripción se generó automáticamente y no se revisó ni corrigió posteriormente. Este proceso no es muy preciso y, por lo tanto, el resultado contiene con certeza una serie de errores. En caso de duda, siempre prevalece la palabra hablada grabada en el episodio.

Somos Azubis. Die Überstunde

Esta semana, conversamos con Elena Aguilar, coach laboral y experta en recursos humanos.

Yo soy Elena Aguilar, soy experta en recursos humanos y llevo trabajando en este ámbito desde hace más de 10 años en empresas tanto en España como en Alemania.

Además, soy business coach y ayudo a las personas a conseguir sus objetivos profesionales.

Sobre todo, acompaño a hispanohablantes en Alemania en su crecimiento profesional, en su integración y en su camino hacia su vida profesional satisfactoria.

Elena, ¿cómo llegas tú a convertirte en coach y experta en recursos humanos?

¿Cuál es tu experiencia también personal que te ha permitido llegar al lugar en donde estás?

Sí, bueno, os cuento un poco mi historia.

Yo soy hija de una familia española de trabajadores extranjeros que vinieron a Alemania hace más de 40 años y, por tanto, yo conozco por propia experiencia muy bien las dificultades de integración que viven los inmigrantes en Alemania.

En mi casa éramos tres niños y no teníamos familiares aquí en Alemania, solamente mi padre trabajaba y mi madre se ocupaba de cuidarnos y de las tareas de casa.

En ese momento, cuando mis padres se vinieron a Alemania, mucha gente de España había venido aquí a trabajar y había muchos españoles en el lugar de trabajo de mi padre.

Por tanto, él solamente hablaba español con sus compañeros de trabajo durante todo el día.

Entonces, mi padre ni hablaba el alemán, ni conocía la cultura ni las leyes alemanas, y a mi madre pues le pasaba lo mismo.

Ella tampoco sabía hablar alemán y no conocía ni las leyes ni la cultura alemana.

A día de hoy, de hecho, mi madre aún me cuenta que ella tenía que pedir las cosas con gestos en el panadero o en la carnicería porque no se entendía.

Entonces, yo crecí en un ambiente de influencia española aquí en Alemania y, cuando yo entré al kindergarten, yo no hablaba ni una palabra de alemán y los niños no querían jugar conmigo.

Luego, más tarde, cuando yo aprendí el alemán, yo iba al colegio, yo ya sabía escribir, pues me acuerdo que yo misma tuve que escribir mis propias faltas o cartas para el colegio y mi madre solamente las firmaba porque ella no sabía escribir en alemán.

Entonces, yo por eso he vivido yo misma esta experiencia y estas dificultades de inmigración que tienen los hispanohablantes en Alemania.

Y, bueno, yo sé que es muy complicado esta situación.

Lo he vivido en primera mano, lo he vivido yo misma, lo he vivido en mi familia, con mis padres.

Entonces, yo quiero ayudar a esas personas.

Yo llevo 10 años trabajando en Recursos Humanos y mi experiencia profesional, pues veo mucha gente que viene de países hispanohablantes a Alemania y veo cómo se sienten, no, incapaz, indefensas.

Entonces, no tienen a nadie que, pues, digamos que le agarre de la mano y le acompañe en ese camino, que le explique la cultura, las leyes alemanas, las diferencias.

Entonces, bueno, yo me formé como coach laboral y combino, digamos, mi conocimiento de mi expertise de Recursos Humanos, mi experiencia, con el coaching.

Ayudo a esas personas, pues con todo mi conocimiento que tengo, a acompañarles en su camino hacia su éxito profesional y que sientan que no están solos, que tienen apoyo de una persona que entiende su cultura, su lengua y que entiende también, pues, la cultura y la lengua, las leyes alemanas y así intento, pues, con este conocimiento dar un valor añadido, pues, a esas personas y ayudarle.

La verdad que me encanta ayudar a las personas y sobre todo ver que consiguen sus objetivos.

Me imagino lo difícil también que debe haber sido para tus padres hace más de 40 años llegar acá porque la red, probablemente, de hispanohablantes era mucho más pequeña, pero con hoy día que hay más acceso también, al igual que el internet.

En tu caso personal, las dificultades que tus padres tenían con el tema del idioma, la integración laboral, ¿eran conversaciones que se daban también dentro de casa?

Claro, como tú bien dices, antiguamente no había las posibilidades y las redes que hay hoy.

Hoy en día hay grupos de Facebook españoles y latinos en tal ciudad, ¿no?

Te puedes meter, puedes decir, ay, mira, busco, pues, un pediatra que hable español y te ayudan, te contestan, ¿no?

Antiguamente no existían esas posibilidades, entonces era todo mucho más difícil.

Era todo, pues, a través del vecino, del conocido, del compañero de trabajo y así, pero no existían todas esas posibilidades, claro, en mi casa esas conversaciones también existían, ¿no?

Lo que pasa que las posibilidades eran mucho más limitadas, era más complicado antes que a día de hoy.

Y a pesar de las ayudas que existen actualmente acá en Alemania, siguen habiendo bastantes barreras para poder integrarse, ¿no?, al mercado laboral.

En tus diez años de experiencia, ¿qué es lo que has observado tú que para nosotros como hispanohablantes se convierten en dificultades que tenemos que ir sorteando?

Sobre todo, lo más importante o la barrera más grande sigue siendo el idioma, es una gran barrera, porque aunque existen trabajos donde se puede trabajar solamente con el inglés, pero aún así las empresas sí que te piden que tengas un mínimo, un nivel básico del alemán, ¿no?

Y luego también está el tema de la cultura alemana, que es muy diferente a la cultura latina.

Ya, simplemente por el hecho de, por ejemplo, solicitar empleo en Alemania, eso es un caso aparte.

Los documentos que se presentan tienen que ser muy profesionales, tienen que estar muy bien redactados, y luego también el comportamiento y la comunicación también es muy diferente aquí en Alemania en comparación con países latinos, ¿no?

Y por eso es muy importante entender cómo funciona Alemania para poder adaptarse y no llamar la atención de forma negativa.

Al principio de todo este tema de la adaptación viene primero el llamado shock cultural.

¿Puedes explicarnos un poco de qué se trata y cómo podemos enfrentarlo de mejor manera?

Pues mira, cuando una persona se va al extranjero para pasar allí un semestre o un año, pues puede ser muy emocionante, ¿no?

Uno quiere conocer gente, quiere conocer el país, la nueva cultura, y está muy ilusionado, y mientras más grandes sean las diferencias entre el país del que uno viene y el país del destino, pues más difícil es la adaptación.

La persona extranjera incluso puede llegar a sentir dolores físicos o emocionales porque no conoce su entorno y sufre, pues, por no estar en su país natal, ¿no?, en lo que uno conoce.

Entonces, ahí es cuando esto que pasa se llama shock cultural y tiene cuatro fases.

La primera fase se llama luna de miel y representa por los primeros días o las semanas de estancia en el extranjero, y en este periodo la persona, pues, está fascinada por todo lo nuevo, la cultura, está muy abierta y positiva en conocer el nuevo país, explorar la comida, la gente, y está, es todo muy bonito, ¿no?

Pero por desgracia, esta fase, pues, se termina muy pronto y se termina cuando esa persona, pues, ya tiene su vida diaria.

Entonces, empieza la segunda fase que se llama depresión.

Esta fase empieza normalmente después de algunas semanas y es aquí cuando la persona, pues, se da cuenta que, bueno, que tiene su vida cotidiana y que tiene que adaptarse a vivir en otro país.

Entonces, bueno, los primeros sentimientos pueden ser, pues, la indefensión, la soledad, la depresión o la debilidad, ¿no?

También esta persona puede tener miedo de cosas y rechace a hablar el idioma del país o tener contacto con la gente local.

Estos sentimientos están muy relacionados también con extrañar la familia y los amigos.

Entonces empieza la fase de la recuperación.

Aquí es cuando la persona se empieza a sentir bien en el nuevo país y logra entender mejor la cultura.

Además, también llega a sentir un equilibrio psicológico y no se siente tan perdida como antes, ¿no?

Lo que antes era una molestia, pues, ahora se considera como algo gracioso y se puede llevar mejor todo esto.

Y a pesar de que hayan todavía algunas cosas que uno no entiende, pues, con un poco de humor y compresión y con paciencia, pues, esto se lleva mejor.

Y después ya llega la cuarta fase, que es la fase de la aceptación.

Cuando la persona se siente como uno de ellos, ¿no?

Esto significa que la persona puede ser, pues, mexicana, colombiana, alemana, japonesa, española, lo que sea, pero se siente adaptada a dos o más culturas y ha establecido mecanismos con los que puede vivir desde otro punto de vista.

Ha aprendido a vivir en otro país y tiene su propia red social, con nuevas amistades y nuevos hábitos.

Y bueno, esto, claro, estas cuatro fases, pues, son muchas emociones, puede ser una montaña rusa de emociones y puede afectar al bienestar de la persona que se va al extranjero.

Sin embargo, si uno se prepara adecuadamente para su estancia en el extranjero o para inmigrar al extranjero, pues, los efectos no tienen por qué ser tan graves.

Entonces, algunos consejos que yo doy para afrontar mejor el choque cultural, pues, son, sobre todo, en primer lugar, buscar mucha información sobre el país donde uno va a ir.

Informarse de cosas, por ejemplo, como el tiempo, la situación política, cuáles son las ciudades más grandes de ese país, el número de habitantes, toda la información que uno pueda recopilar para estar bien preparado y poder acostumbrarse a las nuevas circunstancias.

También para poder participar en conversaciones luego en ese país.

Cosas también que pueden parecer una tontería, pero, por ejemplo, el clima.

En Alemania, por ejemplo, en verano puede ser hasta 35 grados y en invierno hasta menos 20.

Entonces, pues, qué tipo de ropa me tengo que llevar, todo.

Por eso, mi segundo consejo que doy, que es cuando la persona todavía no está en Alemania, sino está en otro país y planea venir, pues, planear muy bien esos primeros días, ¿no?

Cómo llegar a la ciudad, hay transporte público, dónde duermo, hay un grupo de gente con los que puedo entrar en contacto, ¿no?

Como lo que decía antes, hay grupos en Facebook que se llaman españoles y latinos, pues, en tal ciudad, ¿no?

Para poder tener una conexión al menos los primeros días, ¿no?

Otro consejo también, es muy importante, para mí un consejo esencial, es saber sobre la cultura de ese país.

Pueden ser cosas superficiales, ¿no?, sobre, yo qué sé, la historia de ese país, pero sobre todo más importante es la cultura del carácter de la gente de ese país.

Porque uno tiene que saber cómo se relaciona la gente, cómo se comporta la sociedad, ¿no?

Cuando uno entiende eso más o menos, lo de la nueva cultura, pues, también uno no se sorprende tanto cuando en algún momento dado, pues, una persona alemana hace algo que nos puede parecer raro.

Y, bueno, sobre todo, cuando uno haya recolectado toda esa información, uno tiene que empezar a aprender el idioma del país en el caso que todavía no lo sepa, porque eso es muy importante para poder saber comunicarse en la lengua nativa de las personas.

Uno tiene más acceso también y puede, y muestra realmente un verdadero interés hacia la cultura, ¿no?, si uno hace un esfuerzo de aprender el idioma.

Y, bueno, ya como decía antes, en Alemania la gente dice, bueno, es muy fácil sobrevivir con el inglés porque todo el mundo lo habla.

Es así, no te digo que no, pero de todos modos es recomendable saber lo básico del alemán.

Sobre todo cuando uno quiere establecer relaciones de más profundidad con los alemanes, ¿no?

Es imprescindible conocer la cultura y también si uno depende de dónde se vaya a Alemania, si es un pueblo, en muchos pueblos no todo el mundo habla inglés, sobre todo en las autoridades.

Entonces, esa es también una recomendación mía que doy.

Y, bueno, pues, como son culturas diferentes, tanto la persona que viene como las que están aquí, yo resumiendo diría que, bueno, que hay que tener paciencia y que hay que tratarse mutuamente con precaución y con sensibilidad.

Claro.

Sobre el choque cultural y estas fases que tú dices, depende de la situación de cada persona es el tiempo que puede durar, ¿no?

O está como, porque no creo que está definido de que la primera fase dura tanto, la segunda fase dura tanto tiempo, me imagino que hay casos que hay fases que toman más tiempo que las otras.

Sí, en eso tienes toda la razón, hay fases que duran más y otras que duran menos y también depende mucho de la persona porque hay, pues, muchos factores tanto internos como externos que pueden afectar a esto, ¿no?

Porque, por ejemplo, uno de los factores internos es la inseguridad, al no saber el idioma uno se siente incapaz, se siente frustrado, uno no puede expresar bien lo que uno quiere decir, ¿no?

Entonces, le hace a uno sentir incluso inferior a los demás, ¿no?

Y esto puede afectar a la autoestima, a la autoconfianza de uno mismo.

Por eso, esta fase puede durar más si una persona se queda ahí estancado, pero eso también es una cosa que se puede controlar y se puede trabajar porque los factores internos de cómo uno se siente, pues, si uno se da cuenta, pues lo puede trabajar y sobre todo si uno le dedica también tiempo, le dedica tiempo a aprender el idioma, a realmente querer integrarse, pues entonces esto ayuda a que las fases se acorten, ¿no?

Entonces, yo recomiendo, pues eso, que si uno se va a un país con una cultura nueva, que esté abierto a adaptar esa cultura y a querer también entenderla.

Entonces, si uno va con esta mentalidad y se esfuerza, pues estas fases se pueden acortar, evidentemente.

Como dices, se conjugan estos factores internos con los externos, ¿no?

Muchas veces ponemos mucho esfuerzo, por ejemplo, para aprender el idioma, para encontrar un trabajo, pero nos encontramos a lo mejor en una situación externa, por ejemplo, la pandemia o pueden haber otros factores que no nos permiten integrarnos al mercado laboral.

¿Cómo podemos encontrar un equilibrio entre estos factores internos y externos?

Porque muchas veces nos responsabilizamos a nosotros mismos y no nos damos cuenta que a veces hay cosas que están fuera de nuestras manos, que hay cosas que no podemos controlar o que no podemos hacer.

Sí, como tú bien dices, el tema de la pandemia es también un factor externo, o la situación del mercado laboral, las limitaciones de la oferta, la crisis económica, todo esto, ¿no?

Sin embargo, en Alemania falta personal cualificado, por tanto, creo que esto no debería ser un gran problema.

Lo que sí veo es eso, que al no hablar bien el idioma, al no entender la cultura, pues esto también puede ser un factor externo a la hora de intentar integrarse al mercado laboral.

En Alemania hay mucha burocracia, tienes que ir a mil oficinas y administraciones del Estado para solicitar cosas y es complicado hacer esto sin conocer el sistema, entonces, como bien dices, hay que compaginar los factores internos y los externos.

A los externos eso es algo que no se puede controlar, eso está ahí, pero lo que sí puedo hacer es cambiar algo en los factores internos, es decir, cambiar mi actitud hacia las cosas, porque las cosas son como son, yo no las puedo cambiar, pero yo puedo cambiar mi actitud hacia esta situación, o intentar tener más seguridad en mí mismo, aunque yo no hable el idioma, eso no significa que yo no sea capaz o que no sea una persona con las cualificaciones adecuadas, entonces, ahí es donde dices, hay que encontrar un equilibrio, que aunque esto esté ahí, los factores externos, yo tengo que seguir trabajando en controlar y potenciar mis factores internos que me ayuden a afrontar mejor esta situación.

Cómo podrías describir tú la cultura del trabajo acá en Alemania, para que las personas que nos escuchan, ya sean que están fuera de Alemania o que vienen recién llegando también puedan hacerse una idea y entender de qué es diferente, probablemente comparando con los países de los que nosotros venimos.

Sí, la verdad que hay también una gran diferencia.

También, eso depende mucho de la empresa en la que trabajas, la cultura empresarial en Alemania puede ser muy diferente en una start-up que en una empresa, en un banco, por ejemplo, entonces, puede ser muy diferente, pero por lo general, yo diría, comparado con países hispanohablantes, la cultura empresarial en Alemania, en general, es bastante jerárquica.

A los alemanes les gusta trabajar en base a planes bien pensados y toman decisiones basadas en hechos.

Las reuniones son organizadas, son bien planeadas y son como el paso previo a decisiones consensuadas y tomadas en grupo.

Además, yo también diría que la cultura de trabajo en Alemania es un poco más individualista, lo que no es ni malo ni bueno, pero las personas están más enfocadas en cumplir con sus objetivos individuales y les cuesta un poco más trabajar en equipo y estar pendiente de lo que sucede en su alrededor, ya que están muy enfocadas en su tarea.

Esto tiene pros y contras, ¿no?

Por ejemplo, los pros son que las personas son mucho más productivas, entregan las cosas a tiempo, no hay distracciones, el tiempo está bien aprovechado y la calidad de las tareas también sube.

Los contras son que no están en temas de lo que los demás están haciendo, no se enteran si tienen que ayudar y están menos dispuestos a cambiar espontáneamente sus planes de trabajo.

Luego, en Alemania hay muchas personas que son muy organizadas y que lo necesitan, es decir, que necesitan tener un plan establecido de tareas al detalle y una estructura con antelación.

En otras culturas, pues esto tal vez no es tan así, ¿no?

Y otra cosa que también diría es, por ejemplo, las reuniones, el tipo de reuniones, que aquí son muy productivas, se empiezan de forma puntual a la hora y por lo general también se acaban puntuales a la hora establecida.

Hay una agenda y los puntos a tratar están bien definidos.

Al inicio de la reunión, pues casi no hay small talk, ¿no?, lo que llamamos, sino que se empieza directamente a hablar del tema a tratar.

En otros países, por ejemplo, en España, que yo también trabajé allí, pues al principio de una reunión, pues quizás hay un poco de small talk, se habla del tiempo, de la familia, de cómo ha ido el fin de semana y luego ya se inicia a hablar de temas profesionales.

Ahí sí que hay una diferencia en esta cultura de reuniones.

Claro, me río porque también, bueno, yo vengo de Chile y también es un poco así, ¿no?

Que de repente a veces este small talk se transforma en un long talk porque se habla mucho y como que cuesta lo ir al grano.

Es como, ya, pues ¿cuándo vamos a hablar de la reunión?

Sí.

Quería preguntarte, ¿cómo se puede describir un buen clima laboral?

Porque aquí vemos claramente que pueden haber dos diferencias fuertes, que yo también conversando con Azubis aquí, lo han comentado en algunas de las entrevistas, que por ejemplo, ¿cómo definimos nosotros en Latinoamérica un buen clima laboral?

Y ¿cómo se define acá en Alemania?

Si puedes explicarnos si existen diferencias en este sentido.

Claro, eso de cómo define uno un buen clima laboral es también algo muy personal porque depende mucho qué valoras tú más, ¿no?

Por ejemplo, lo que te puedo decir es que aquí en Alemania sí que los alemanes respetan mucho su trabajo, pero aún más su descanso.

Las vacaciones y el tiempo libre son muy importantes.

La mayoría de los trabajadores tiene 30 días de vacaciones y organizan sus vacaciones con bastante entelación, ¿no?

Y las empresas alemanas protegen también a sus trabajadores, por ejemplo, teniendo en cuenta sus necesidades y sus solicitudes.

Las empresas no les gusta tener mucho movimiento, sino que prefieren tener empleados leales y a largo plazo.

Entonces, eso es también una cosa que afecta al clima laboral positivo.

Es decir, si el trabajador siente que sus necesidades son respetadas, que sus vacaciones son respetadas, esto también conlleva a un buen clima laboral.

Luego también el tema de las amistades y el compañerismo.

Los alemanes no son las personas más extrovertidas de Europa, ¿no?

Eso se sabe.

Entonces, hacer amistades con alemanes requiere tiempo, dedicación y paciencia.

Sin embargo, cuando eso sucede, pues los alemanes son muy leales y serviciales.

Las amistades dentro del entorno laboral también son bastante raras, pero a veces las empresas organizan eventos también para conocer mejor a sus empleados.

Entonces, claro, eso a una persona que viene de un país hispanohablante, pues quizás no diferencia tanto en amistad o compañero de trabajo, ¿no?

Entonces, por eso digo que un buen clima laboral es algo muy personal, porque quizás el alemán prefiere tener separado.

Este es mi compañero de trabajo y esta es mi amistad.

Salgo de mi trabajo y tengo contacto con otras personas.

Sin embargo, yo creo que en países hispanohablantes no se diferencia tanto, ¿no?

Si en el trabajo hago amistades, este es mi amigo, es mi amiga, y da igual dentro o fuera del trabajo, esto es mi amistad y esto favorece a un clima laboral también bueno.

Por eso digo que eso es una cuestión muy personal.

Depende a lo que tú valores.

Yo creo que los hispanohablantes, nosotros valoramos más eso, ¿no?

Tener una buena relación con el jefe, con los compañeros y pasarla bien.

Al final, también son muchas horas al día que estás ahí y los alemanes creo que prefieren un poco más separarlo, ¿no?

Y aún así, esto para ellos es un buen clima laboral, que no significa que una cosa quita a la otra.

Y bueno, también muy importante, los alemanes y la cultura es como mucho más directa.

Esto es algo que aquí en Alemania también se valora también por las empresas.

Es valorado que uno sea abierto, directo, que diga lo que piensa en el aspecto de, porque eso lo valoran de forma positiva como crítica constructiva para poder trabajar con ello y mejorar también cosas dentro de la empresa.

Y en otros países tal vez esto no estamos tan acostumbrados de ser tan directos y sobre todo cuando se trata de cosas a lo mejor no tan positivas, ¿no?

Entonces yo creo que cuando tú notas que estás en un ambiente donde puedes expresar libremente lo que piensas sin tener consecuencias negativas, eso también influye o contribuye a que haya un buen clima laboral.

Esta diferencia que tú dices que mucha gente hace del trabajo y las amistades fuera del trabajo, ¿por qué aquí en Alemania muchas personas optan por eso?

¿Lo hacen para proteger también su privacidad?

¿Por qué se marca esa diferencia?

Este es mi trabajo y esta es mi vida privada.

Como dices tú, en nuestros países muchas veces esto se mezcla y puede tener consecuencias positivas pero también negativas.

Sí, en eso tienes toda la razón.

Es una cosa cultural donde se prefiere diferenciar entre la vida personal y la vida profesional, ¿no?

Porque bueno, nunca se sabe.

Esa persona a lo mejor que hoy es tu amigo, mañana puede ser tu jefe, ¿no?

Y si tiene mucha información sobre ti, sobre tu vida privada, pues quizás esto puede tener consecuencias.

Digamos que son como más precavidos, ¿no?

Entonces prefieren pues tener ahí las líneas marcadas hasta dónde llegar y a partir de aquí ya pues es profesional o es personal.

Pero prefieren tener más privacidad y tener también los límites muy marcados en ese aspecto.

Comentabas de que es importante acá en Alemania, dentro de la cultura laboral o empresarial, ser abierto, ¿no?

O abierta.

Hablar de los temas cuando hay a lo mejor algún conflicto o no nos sentimos cómodos.

¿Cómo nosotros que venimos de culturas donde en general no es así, cuesta mucho hablar los problemas o si hay alguna dificultad, cómo nosotros podemos trabajar eso para poder también ir entendiendo y ser parte de la cultura de la empresa y no solo de la empresa.

No creo que también en Alemania por lo general la gente es muy abierta.

Yo pienso que la persona que llega a Alemania debe ser consciente que está entrando a una nueva cultura y estar dispuesta a adaptarse a una nueva cultura.

Debe tener empatía y estar alerta a lo que dice y a lo que escucha.

Está en un nuevo país y las cosas van a ser diferente a lo que uno está acostumbrado.

Y eso es la base.

Yo creo que uno tiene que tener esta mentalidad y este pensamiento para que sea más fácil.

Los alemanes, como tú dices, son mucho más directos y esto parte por no tomárselo de forma personal, sino de forma profesional.

Está direccionado a la tarea en cuestión y no a la personalidad o a la persona en concreto.

Es simplemente una cuestión técnica.

En Alemania van sin rodeos y esta situación tan directa, en esta situación yo recomiendo optar por responder también de forma directa y pasar rápidamente a proponer soluciones.

Porque normalmente cuando te hablan tan directo te afecta si es una cuestión negativa la que te están comunicando.

Y entonces tú puedes pasar al siguiente paso que es proponer soluciones para esta situación negativa y así cambiar la situación a una orientación más positiva porque te enfocas en la solución y no tanto en el problema.

Es importante aceptar esa cultura directa y entender cómo funciona.

Entender que es una cuestión cultural, no es personal.

Y hay que saber tolerarla y comprender que no es nada personal sino simplemente pues algo no tiene que ver contigo sino es la cultura alemana.

Entonces bueno, esto evidentemente requiere tiempo.

Si uno está acostumbrado a toda su vida a otro tipo de comunicación, de cultura, pues esto requiere su tiempo.

Pero creo que hay que ser abiertos, hay que saber a lo que uno va y estar dispuesto también a adaptarse y a aceptarlo.

Y mi recomendación pues es sobre todo tener paciencia.

Cuando hay situaciones adversas, Helena, y que ya pasan del tema por ejemplo cultural, un ejemplo, no nos integran en el trabajo porque asumen que no entendemos y a lo mejor sí entendemos, pero no podemos expresarlo.

O sencillamente me doy cuenta que no calzo en el equipo de trabajo, que a pesar de que hago todo el esfuerzo, hago mi trabajo, pero siento que no puedo ser parte de la empresa, no me llevo bien con los colegas.

¿Cómo se puede gestionar eso?

Bueno, por un lado, el primer punto es como tú dices, ¿no?

Cuando no me expreso bien, no me entienden.

O sea, sé de otras situaciones también donde yo lo he vivido yo misma y también mucha gente me ha contado, ¿no?

Que cuando te explican algo en alemán y quizás por miedo o vergüenza por no decir, ay, ¿me lo puedes repetir?

Pues dicen que sí, lo he entendido todo.

Aunque en realidad no es así, ¿no?

Y te has quedado con mil dudas pero dices, sí, sí, todo claro.

Entonces yo ahí recomiendo que no tengan vergüenza y que tengan el valor de volver a preguntar.

Sí, pregunten si hay algo que no han entendido.

Porque al final tú quieres entenderlo bien y quieres hacer tu trabajo bien y estás en un país que no es el tuyo.

Si te lo vuelven a repetir y no lo entiendes bien, tener el valor y decir, mire, estoy aprendiendo el idioma, estoy haciendo un esfuerzo por entenderlo, pero aún así no me ha quedado muy claro y tengo algunas dudas al respecto.

Quizás me lo pueden explicar en inglés.

Sé que esto cuesta, ¿no?

Pero, repito, que uno no sepa el idioma no significa que uno no tenga las capacidades, ¿no?

Entonces, ahí es cuando yo también digo que hay que tener empatía por ambas partes.

Quiero decir, si alguien alemán se va a un país hispanohablante y no habla bien el idioma, pues seguramente también agradecería que tuviesen comprensión, empatía con esa persona.

Entonces, mi recomendación es tener valor y volver a preguntarlo y volver a dejarlo claro, ¿no?

Entonces, eso respecto a tu primera pregunta.

Y luego, claro, intentar calzar en el equipo.

También lo que comentaba, que si la gente ve que tú te estás esforzando porque estás aprendiendo el idioma, que realmente tienes interés, intentas participar en las conversaciones que tienen, a lo mejor en la pausa o así, ¿no?

Entonces, pues también ven esa persona tiene interés y eso te abre también las puertas, ¿no?

Otra cosa es que, bueno, si realmente por motivos de personalidad no se encaja, oye, pues también no hay que forzar las cosas, ¿no?

Porque tampoco ninguna de las dos partes se van a sentir cómodos, ¿no?

Pero yo creo que es importante estar abierto y poner de su parte.

Siempre el que llega nuevo a un grupo lo tiene más complicado y más aún si no habla el idioma.

Pero ahí es donde digo, este factor externo, si no me acogen, yo ahí no puedo hacer más que esforzarme, mostrar interés, intentar entender la cultura y tener paciencia.

Lo que yo decía, los alemanes no son los más extrovertidos de Europa.

Eso cuesta tiempo.

Entonces, tener paciencia y empatía y seguir intentándolo mucho en ese aspecto, mejorando el idioma y mostrando realmente interés por las personas y por la cultura.

Esa es mi recomendación que yo puedo dar.

Esta es una pregunta muy práctica que me surge ahora que nos está explicando esto.

Por ejemplo, si yo no entiendo algo y lo pregunto y la persona en el trabajo me responde de una forma un poco dura o se muestra un poco molesta.

Cuando pasan esas situaciones, ¿cómo puedo yo explicarle a la persona o qué debería hacer en esa situación?

Porque la reacción que uno tiene primero es quizás un poco de miedo o a lo mejor no querer preguntar de nuevo.

Sí, yo en ese caso lo que recomiendo es eso, no dejarse sentirse infravalorado, sentirse inferior por la reacción de la otra persona.

Yo lo que intentaría es explicar que esa persona intente ponerse en tu lugar.

Decir, disculpe, yo entiendo que tener que repetir las cosas toma su tiempo y no quiero hacerle perder el tiempo.

Sin embargo, yo estoy aprendiendo este idioma y estoy haciendo un esfuerzo por entender y todavía me cuesta.

Entonces, agradecería mucho si por favor me pudiera volver a explicar esto en alemán un poco más lento o si puede ser en inglés.

Es lo único que puedes hacer.

Al final, la otra persona, si está molesta, está molesta.

Tú eres sincero, dices en la situación en la que te encuentras y lo único que puedes hacer es esperar que esa persona tenga comprensión y empatía.

Pero vuelvo a repetir, que eso no te haga sentir inseguro o incapaz o inferior, porque no es el caso solamente por no entender el idioma.

Y esa es mi recomendación que yo puedo dar.

Tener el valor y plantarse y decir lo que uno está sintiendo en ese momento y pedir ayuda.

Y es lo único que puedes hacer en ese momento.

Si te la quieren dar bien y si no, esas situaciones te pueden pasar.

Evidentemente, no es lo que uno quiere, lo que uno desea, pero al menos lo has intentado y no te has sentido mal.

Y luego dices, sí, sí, lo he entendido todo y en verdad no has entendido nada, porque eso tiene peores consecuencias.

A lo mejor haces la tarea mal porque las indicaciones que has entendido no las has entendido bien, lo que entregas no está bien hecho, lo tienes que volver a repetir.

Eso es perder más tiempo.

O sea, mejor invertir más tiempo en entenderlo bien y asegurarte que puedes hacer la tarea bien.

Por eso, mi recomendación, tener el valor y volver a preguntarlo y explicar en la situación en la que uno se encuentra.

En el caso de las personas que quieran hacer una Ausbildung y han enviado muchas aplicaciones a las empresas y no tienen ninguna respuesta, ni siquiera los llaman para una entrevista laboral o ni siquiera les dicen, bueno, gracias por tu aplicación.

Y ahí cuando uno entra en ese ciclo de que estás enviando y no recibes respuesta, empieza la frustración y la desesperanza.

¿Qué nos aconsejarías que pudiéramos hacer si estamos en esa situación?

Pues yo lo que le recomiendo es aplicar el proceso de la mejora continua.

¿Esto qué significa?

Uno no debe hacer una aplicación o una carta de presentación única y enviar la misma a todas las empresas, sino que uno tiene que adaptar de forma individual cada aplicación a la oferta de empleo.

Entonces, bueno primero de todo es aplicar eso, porque si yo hago una carta, una carta de presentación y un currículum y lo envío a 200 empresas, pues no hay que extrañarse a lo mejor que no reciba ninguna respuesta, porque eso es algo muy individual.

Entonces, si tú has hecho eso, has adaptado tu carta, tu currículum a la oferta de empleo individual y aún así no recibes respuesta, lo que hay que hacer es analizar con más profundidad qué es lo que está pasando, qué es lo que no funciona.

Pues puede ser, por ejemplo, el formato del currículum que a lo mejor es muy largo o que contiene poca información valiosa o que es un diseño aburrido y no destaca.

Eso es lo primero que hay que hacer entonces, analizar qué es lo que está pasando.

Y entonces, pues hay que cuando lo he analizado, lo he detectado, pues tengo que hacer esas modificaciones y entonces volver a intentarlo.

Aplicar con esos nuevos documentos y así pues ver qué pasa, ¿no?

Y hay que seguir pues aplicando este método.

Tú haces modificaciones, aplicas, ves si funciona o no funciona, si funciona bien vas en la dirección correcta y si no, pues hay que seguir analizando la situación, introduciendo otros cambios y volver a intentarlo.

Y eso es el proceso de la mejora continua.

Voy viendo, me paro, analizo, introduzco medidas y otra vez empiezo.

Y así hasta que consigas el resultado deseado, ¿no?

Y otra cosa que también recomiendo es buscar también otras vías.

No solamente mirar en internet qué ofertas hay para encontrar una Ausbildung y aplicar, sino también otras vías de aplicación que no sean las tradicionales, pues por ejemplo, pues activar tu red de contactos en LinkedIn, meterte en foros de empleo o proactivamente llamar a las empresas que te interesan para hacer una Ausbildung y preguntar si lo ofrecen o hablar con gente que ya está haciendo una Ausbildung y ver si hay posibilidad para ser recomendado.

Este tipo de cosas también, poner un poco más de proactividad en todo este proceso.

Perfecto.

Elena, tú realizas servicios personalizados también de coaching.

¿Qué incluye este acompañamiento?

Sí, pues yo acompaño a la persona hasta conseguir su objetivo profesional.

Entonces, primero de todo, lo que hacemos es definimos bien cuál es el objetivo profesional que quiere lograr esta persona.

Luego elaboramos un plan de acción concreto con un plazo y lo implementamos.

Es decir, si por ejemplo la persona está buscando una Ausbildung, yo le ayudo con todo el tema de la búsqueda de ofertas, la red de acción de su currículum, la carta de presentación, la portada, la actualización o creación de su perfil de LinkedIn, preparación de entrevistas o días de selección donde le hacen diferentes pruebas de aptitud a ese candidato.

Todo eso está incluido en mi servicio.

Yo el coaching lo hago online a través de videoconferencia.

Por tanto, no importa el lugar donde esté la persona y las citas las concretamos de forma individual a la hora y el día que le vaya bien a la persona.

Son sesiones individuales para poder enfocarme al 100% a las necesidades de la persona.

Mi servicio es muy individual ya que lo adapto a las necesidades de la persona.

Por tanto, la duración del coaching depende de la situación en la que la persona se encuentre y el apoyo que necesite.

Por ejemplo, si solo necesita ayuda a redactar su currículum, carta de presentación y portada, pues con tres sesiones de una hora debería ser suficiente.

Ahora, si esa persona quiere también ayuda con todo el proceso desde la definición del objetivo, la creación del plan de acción, la puesta en marcha del mismo, pues se necesitan más sesiones.

Por eso, el costo es variable y es en función de las sesiones que se necesiten.

Tú, bueno, al ser bilingüe también puedes ayudar a las personas, me imagino, a preparar su entrevista laboral en alemán.

¿Lo haces también?

Correcto, claro que sí.

Yo soy totalmente bilingüe, español y alemán.

Por tanto, el coaching lo puedo hacer tanto en español como en alemán, incluso en inglés.

Y eso, el coaching sí puede ser en alemán y también la preparación de las entrevistas, todo puede ser completamente en alemán, si así es deseado.

Eso es súper bueno porque finalmente podemos preparar todo, pero el día que tenemos que ir a la entrevista y enfrentarnos al idioma, como decías tú al principio, que es una de las principales barreras, creo que tener la posibilidad también de poder practicar antes con alguna persona nativa sería muy bueno, yo creo, poder hacerlo.

Sí, claro.

Y no solo eso, sino que como llevo ya más de 10 años trabajando en Recursos Humanos, yo sé exactamente en qué es lo que se fijan las empresas, cuáles son las preguntas que hacen, qué valoran.

Entonces, bueno, en ese aspecto, la verdad que tengo bastante conocimiento que me gusta compartir con las personas que lo necesitan.

Y para las personas que ya viven en Alemania y están registradas en la Agencia para el Empleo o la Agentur for Arbeit, ¿pueden también solicitar tu programa de coaching?

Sí, claro, así es.

Las personas que están registradas en la Agentur für Arbeit en Alemania pueden obtener el coaching online conmigo, financiado al 100% por la Agentur für Arbeit, así que para ellos les sale gratis.

Lo único que tienen que hacer es solicitar un bono AVGS, que se llama Activierungs- und Vermittlungsgutschein de la Agentur für Arbeit.

Y bueno, para si lo quieren hacer, los que estén interesados, para ello se pueden poner primero en contacto conmigo y yo les indico exactamente cómo lo tienen que hacer.

Elena, para quienes nos escuchan, ¿cómo pueden ponerse en contacto contigo?

¿Dónde pueden encontrarte?

¿Tienes página web, Instagram?

Sí, tengo varias vías por las que se me puede contactar por teléfono o por Whatsapp.

A mi teléfono 0152 051-399-87 y luego también tengo una página web que es www.aguilar-coaching.com.

Mi mail también es otra vía de contacto, es info@aguilar-coaching.com.

En Instagram me pueden encontrar en mi perfil CoachUpYourLife o en Facebook, mi página se llama AguilarCoaching.

Perfecto, ahí yo te voy a etiquetar también cuando hagamos la publicación y como siempre vamos a dejar todos los links en las notas del episodio para que puedan ponerse en contacto contigo.

Yo quisiera de nuevo, Elena, darte las gracias por todos los consejos que nos compartiste hoy día, toda la información que sin duda va a ser muy valiosa para quienes tengan la intención de venir acá a Alemania o que ya estén aquí y estén en el proceso de encontrar un trabajo o un hospital.

Claro que sí, yo encantada de poder ayudar y de haber participado en este podcast.

Gracias por invitarme y bueno, espero poder ayudar a muchas personas a encontrar una Ausbildung aquí en Alemania y que consigan realizar sus objetivos profesionales.

Mucha suerte también a ti con tu proyecto y te deseo una buena tarde.

Muchas gracias, igualmente para ti, chao.

Si esta es la primera vez que escuchas Somos Azubis, te cuento que en este podcast compartimos información sobre las diversas formaciones profesionales o Ausbildungs que existen en Alemania, donde personas tanto de Latinoamérica como de España que cursan alguna de estas formaciones nos cuentan sus experiencias, comparten datos y consejos.

Puedes escucharnos en tu app de podcast favorita o en nuestro sitio web Somosazubis.de.
Allí también encontrarás una sección de preguntas frecuentes donde respondemos las dudas más recurrentes sobre el tema de las Ausbildungs.

Si te gusta nuestro contenido, ayúdanos a compartirlo para poder llegar con esta información a más personas.

Puedes seguirnos en el Instagram Somos Azubis y mandarnos sugerencias a través de un DM.

Si quieres más información, puedes entrar al sitio web Somosazubis.de.

La producción de este podcast es realizada por Michael Schmidt-Voigt y Renata Mesa Poblete.

El arreglo, interpretación y edición de la música son de José Miguel Valencia Centeno.

Close