Written by 18:58

Educador «Modalidad PIA» (formación integrada en la práctica) – Erzieher/-in

Marcelo Berroti estudió derecho en Lima y llegó a trabajar a Alemania como voluntario. Ya con la idea de quedarse comenzó a buscar alternativas y su afinidad con los niños lo llevó a tomar la decisión de volver a las aulas para hacer su Ausbildung de educador.

Desde Berlín nos cuenta como aplicó a su visa desde Lima, los aspectos que debes considerar para realizar el cambio estando ya en Alemania y como es la rutina de trabajo diario en un jardín infantil o KITA (Kindertagesstätte).

Instagram de Marcelo

Lugar para encontrar Voluntariado

Escuela teórica formación de Educador en Berlín

Vocabulario de ayuda (Palabras en Alemán usadas durante la entrevista).
die KITA (Kindertagesstätte): El jardín infantil
die Fiktionsbescheinigung: El certificado de residencia provisional 
die Berufsbegleitung: La orientación profesional
der Elementarbereich: Sector de educación elemental 
der Morgenkreis: El círculo de la mañana
die Anerkennung: El reconocimiento de título
PIA (Praxisintegrierte Ausbildung): Formación integrada en la práctica

Síguenos Instagram 

Más información en nuestro sitio web somosazubis.de

Si tienes preguntas y/o comentarios escríbenos a somosazubis@gmail.com 

Tema: Chérie la Kro, Banda: Lessazo, Album: Soleil d´hiver, Licencia: Creative Commons

(Visited 455 times, 1 visits today)
Transcripción

Atención: La transcripción se generó automáticamente y no se revisó ni corrigió posteriormente. Este proceso no es muy preciso y, por lo tanto, el resultado contiene con certeza una serie de errores. En caso de duda, siempre prevalece la palabra hablada grabada en el episodio.

Somos Azubis.

Marcelo Berrotti estudió Derecho en Lima y llegó a trabajar a Alemania con la visa de voluntariado.

Ya con la idea de quedarse, comenzó a buscar alternativas y su afinidad con los niños lo llevó a tomar la decisión de volver a las aulas para hacer su Ausbildung de Educador.

Hoy, desde Berlín, nos cuenta su historia y nos comparte todos los detalles de su formación.

Hola, Marcelo.

¿Cómo estás?

Hola, ¿qué tal?

Renata, muy bien.

Todo muy bien.

¿Qué tal estuvo la chamba hoy día?

Hoy, ¿cómo me fue?

Me fue bien, este, como siempre.

Mi rutina de los miércoles, o sea, yo trabajo martes, miércoles, jueves, y tengo una rutina de 8 a 4 y media, así que es un poco largo, pero digamos que son tres días nomás.

Entonces, a la larga no se hace tanto tiempo, ¿no?

Pero bien, bien.

Súper bien, la verdad.

Oye, Marcelo, ¿hace cuánto tiempo que estás acá en Alemania?

Yo llegué el año pasado, en febrero, justo antes de que empiece la pandemia acá en Berlín, digamos, en Alemania, así que justo ahí me agarró, la quincena de febrero del año pasado.

Llegaste justo.

¿Y qué tal fue esa llegada?

Porque me imagino que venías con algunas expectativas o ideas y que en la realidad con la pandemia todo fue un poco diferente.

De hecho, sí, por un lado sí, pero no me pegó tanto como pensé porque el tema hubiese sido si no podía venir, creo yo, si pasaba una semana o dos semanas más en Perú, cerraban todo y no hubiese podido viajar a lo mejor, porque justo ahí, justo empezó todo el tema de la pandemia.

Entonces, claro, me costó un poco, pero siempre yo digo, en caso de pandemia, que estuve en todo el mundo, pero hubiese preferido, como pasó, estar acá en pandemia que en Perú en pandemia, porque allá sí fue súper drástico.

En Berlín nunca hubo un tipo de, digamos, pandemia así.

Algunas se tomaron medidas así drásticas, así que fue una pandemia ahí en medio, entre comillas, digamos.

¿Y con qué visa llegaste acá a Berlín?

Yo primero llegué, hice un voluntariado social, un voluntariado regulado por el Estado alemán y se llama Freiwilligendienst, la traducción alemana, así que esa es la visa que yo solicité en Perú, visa de voluntariado.

¿Y cómo fue el tema del trámite cuando estuviste en Perú?

¿Qué documentos tuviste que presentar?

¿Cómo hiciste el contacto con el lugar para ser el voluntariado?

¿Lo hiciste a través de alguna agencia o de manera independiente?

Sí, acá hay organizaciones que trabajan con diferentes tipos de instituciones en toda Alemania.

Hay un montón.

Y bueno, yo contacté a esta agencia, si se podría darle un nombre, por internet, simplemente busqué, puse en Google, en la barra de Google, voluntariados sociales en Alemania, en Berlín, diferentes tipos de ciudades con varios filtros.

No, pero ese fue, digamos, el foco, voluntariado social Alemania.

Y así me fui moviendo y mandé un montón de correos, un montón de emails, o sea, de diferentes tipos de instituciones, porque hay varias agencias que trabajan.

Además de la mía, hay muchas más.

Así que bueno, nada, alguna me aceptó, ¿no?

Mandé tantas que alguna, por suerte, me hizo caso y bueno, salió todo bien y ahora estoy acá.

¿Y qué documentos te pidió la agencia en ese momento para poder hacerte ellos el trámite para poder venir?

Me pidieron un montón.

Fue un proceso largo, de hecho, fue un proceso súper largo, pero súper exitoso, porque siempre cada cosa que me iban pidiendo siempre era de modo progresivo.

Entonces, me pidieron, uno de los documentos que me pidieron en un momento fue certificados policiales de mi país, demostrar que no tenía ningún tipo de antecedentes, qué sé yo.

Así que presenté eso.

Me pidieron un nivel por lo menos comenzado del idioma, así que al toque empecé a estudiar alemán.

Me acuerdo que hicimos una entrevista también por Skype a los dos o tres meses del contacto.

Me pidieron también un video en el cual me describa a mí, por qué yo quería aplicarme a su institución, cuáles son, digamos, mis atributos por los cuales ellos pueden emplearme.

Digamos, fue un trámite, como dije, largo, pero siempre temas en los cuales uno podría...

Por ejemplo, no me pidieron un currículum, no me pidieron una carta de motivación, o sea, no me pidieron mucho.

Carta de motivación sí me pidieron, pero no, digamos, sabiendo ellos que yo tenía un nivel de alemán así básico.

Entonces no fueron muy exigentes con todo ese tipo de documentación.

Pero sí, obviamente, hay que presentar ciertas cosas.

¿Y el video que tuviste que hacer, lo hiciste en español o lo tuviste que hacer en alemán?

No, no, no.

Absolutamente todo fue en alemán.

Toda la aplicación fue en alemán.

Sí, me acuerdo que hice un video de un minuto y medio presentándome a mí y respondiendo...

O sea, el tema era por qué yo quería trabajar con niños, por qué yo me apliqué para trabajar en Kinders con niños.

De hecho, todavía me aceptaron en eso.

Después fue diferente.

Yo trabajaba en un lugar con personas con discapacidades.

Pero mi aplicación fue, digamos, centrada en el trabajo con niños.

Hice un video hablando de mí, de un minuto y medio, de por qué me gusta trabajar con niños, que tenía un montón de sobrinos, súper así divertido.

Al final se acercaron muchos niños a mí.

Fue un poco así, digamos, la dinámica, ¿no?

Para que vean que tienes ganas.

Y bueno, cuando estabas en Lima, ¿trabajabas con algo relacionado con niños o te dedicabas a otra cosa?

No, a nada, a nada.

Absolutamente no tenía ningún tipo de relación.

Yo estudié derecho en Lima, en Perú.

No tiene nada que ver con el trabajo con personas con discapacidades o con chicos en el Kinder, no con niños.

No, no, no, no tenía ningún tipo de...

No tuve ningún tipo de contacto, pero ahora que es otra cosa a la que me preguntaste de los requisitos que me habían pedido, yo demostré también un...

Yo hice también como una especie de voluntariado con una organización en Lima, de una tía mía, de una tía mía que tiene una organización que trabaja en proyectos sociales en, digamos, lugares de bajos recursos en Lima.

Entonces yo trabajé con ellos un montón de tiempo.

Y claro, le pedí un documento, pues no, porque también lo presenté en el voluntariado.

Así que esa fue mi experiencia.

Con personas con todas las edades, de diversas edades.

Así que su trabajo social también me ayudó un montón también.

¿Y cómo surge la idea de venir a Alemania?

Porque estos programas de voluntariado existen en otros países, pero claro, la pregunta es por qué Alemán y por qué Alemania.

Claro, claro, buena pregunta.

Bueno, yo vine ya antes.

Yo vine hecho en 2018.

Yo de la universidad me tomé vacaciones.

Bueno, tenía vacaciones de tres meses y me las tomé en Alemania, de Perú.

Y bueno, dije vengo a Europa, pues no.

Porque, bueno, mi novia es europea, es alemana, nos conocimos en Perú.

Ella también es un voluntariado en Perú.

Así que bueno, nos conocimos allá y luego quise venir acá, ¿no?

A ver qué tal el país de ella, la cultura, etcétera.

Entonces vine, me encantó acá cómo es el mundo, que es súper, es otra cosa, tú también obviamente lo sabes.

Así que nada, pese a ambas cosas, ambas realidades, ventajas de ventajas, etcétera.

Y dije, bueno, por qué no, ¿no?

Así que por qué no optar una opción de vivir allá.

Y bueno, busqué ese voluntariado como te dije.

Lo que pasa es que mucha gente no conoce, no conoce esas opciones de voluntariado sociales acá.

Pero hay, hay.

Investigando se encuentra, pero en nuestros países es un poco más, no se conoce casi ese tema de ser voluntariados en Europa.

Pero bueno, ese fue el tema, digamos, ¿no?

¿Y hay un límite de edad para ser eso voluntariado o no?

Hay dos programas.

Hay un programa que se llama el Friday Billing and Deans, es FSJOT, y hay otro que es el BFD.

No sé si lo has escuchado, pero son dos tipos de programas, igual los dos son regulados por el Estado.

Hay uno de los dos, me parece que es el FSJOT, que solamente es hasta los 26, 26 o 27, a veces están cambiando, pero ese es el, digamos, el límite.

Y el Bundles Friday Billing and Deans, que es el otro, es el que yo hice, que ese no tiene límite.

Así que si tienes 50 años, o qué sé yo, 40, 50, puedes aplicar y, claro, depende ya de ellos que te tomen o no, ¿no?

Pero digamos, para aplicar no hay límite en el BFD.

En el otro sí es un poquito más restrictivo, digamos.

Sí, es bueno igual eso, la información, porque hay muchos otros programas que tienen límite de edad.

Entonces creo que puede ser relevante también para quienes nos escuchan fuera de Alemania de que existen alternativas como esta.

Y bueno, cuéntanos un poquito del contrato también con el cual llegaste.

¿Te pagaban o era voluntariado totalmente?

¿Te entregaban un lugar para vivir?

¿Cómo eran las condiciones?

Sí, yo tenía un contrato como cualquier trabajador alemán.

Como cualquier trabajador alemán tenía un contrato de trabajo con las horas, vacaciones, el sueldo, un horario ya repartido en unas cantidades de horas en la semana, días al mes.

Como cualquier trabajador alemán, como cualquier trabajador, digamos, tenía un contrato.

El sueldo era poco, obviamente.

Eso sí, o sea, eran 365 euros más o menos.

Ese era un promedio.

Podría haber recibido un poco más o un poco menos de acuerdo a la comida, pero el límite es entre 350, 400.

Poquito más, poquito menos, más o menos.

Más de eso no se gana.

Así que bueno, ese era el límite.

Alojamiento me ofrecieron, pero yo como me vine a Berlín y mi novia vive en Berlín, entonces yo les dije, mira, yo tengo un lugar en Berlín.

Así que te pregunto yo, ¿puedo ir a Berlín?

Y me dijeron, ¿tú tienes lugar?

Súper bien, no nos encargamos más de ti con el tema del lugar, así que anda con ella y te ha olvidado ese tema para nosotros.

Creo que fue más una ayuda para ellos, ¿no?

Les quité un peso encima diciendo que ya tengo un lugar.

Así que de ese tema casi ni hablamos.

Yo le dije, tengo un lugar allá.

Chévere, súper bien, caes ahí, nada más.

La comida, yo la tenía en el trabajo y por ser voluntario pagaba súper poquito, me acuerdo.

Creo que pagaba menos de un euro por día a comparación de los otros trabajadores.

Pero se puede manejar eso.

Por ejemplo, en el grupo en el que yo vine éramos como 25 y amigos míos, algunos les pagaban más del voluntariado, pero eso lo tenían que gastar en comida.

Entonces eso se puede ir manejando, digamos.

Pero siempre hay la opción de comer ahí en el trabajo.

A mí no me dieron lugar porque, como te dije, yo tenía, pero mis compañeros del todo el voluntariado, que están todos repartidos en Alemania, todos tenían un lugar donde quedarse y todos tenían el mismo contrato que yo con vacaciones, sueldo, obviamente en relevancia con el mío, ¿no?

No mucho. 50 más, 50 euros menos, póngale.

De ahí me pagaban, tenía un servicio, o sea, podía tener una tarjeta del transporte a bajo precio por ser voluntario.

Tenía también acceso a diferentes tipos de instituciones, museos, sitios culturales, exposiciones, qué sé yo.

Por ser voluntario, tenía una tarjeta de voluntario también de identificación.

¿Y tienes descuento también en algunos lugares?

Sí, de hecho sí.

Cuando viajé también fuera a Alemania, fui a un par de lugares y también tenía con esa cartilla de voluntario descuento.

Así que bueno, está bueno, ¿no?

Está bueno, tiene un montón de ventajas.

Está súper bueno.

De todas maneras.

Bueno, en tu caso me contabas que postulaste para trabajar en un kinder, pero finalmente terminaste haciendo tu voluntariado en un lugar con personas con discapacidad.

¿Cómo fue esa experiencia para ti?

Sí, bueno, la verdad un poco yo experiencia, ¿sí?

Yo jamás estuve con personas con discapacidades.

O sea, nunca tuve un trato directo con alguna persona con alguna necesidad especial.

Sí, al principio, o sea, solamente el hecho de saberlo, ya medio que, no sé, pero me hubiese mandado lo que hubiese sido mi disposición de venir a ayudar y dar un servicio mío, digamos, ¿no?

A un país que me está abriendo las puertas, no hubiese cambiado.

Así que yo estaba convencido de lo que sea.

Porque incluso en la postulación, que de hecho la postulación es por internet, por un formulario de la web de ellos, hay opciones, ¿no?

Y te dan opciones.

¿Cuáles son tus preferencias de trabajo?

O sea, por ejemplo, trabajar con niños, con personas con discapacidades, con ancianos, etcétera.

Entonces yo puse, me acuerdo, que mi preferencia eran niños, después no sé qué, no sé cuánto, y al final puse discapacidad.

Pero bueno, tenían espacio, así que nada.

Lo acepté, lo tomé, y creo que lo más difícil fue antes pensar cómo iba a ser.

Porque cuando estuve, gente excelente, mis colegas, las personas que están ahí también, no sé, nosotros lo vemos, por lo menos yo, ¿no?

En países como el mío, como Perú.

Una persona con discapacidad es una persona que no se puede valer por sí misma.

Al contrario, nosotros somos los que tenemos que darles las herramientas, las armas, para que puedan entrar en sociedad, desarrollarse, etcétera.

Acá es súper diferente, ¿no?

Ellos mismos ya están ya insertos en la sociedad, digamos.

Entonces eso me sorprendió a mí un montón.

Claro, hay personas con discapacidad, o sea, yo tenía personas con discapacidades físicas, mentales, de todo tipo.

Obviamente los que tienen las discapacidades más severas no pueden valerse tanto por sí mismos.

Pero los demás, no sé, con otro tipo de discapacidades que no son físicas, ellos mismos trabajaban, por ejemplo, en la arcilla, hacían cosas con sus manos, creaban productos, una cantidad de cosas impresionantes.

Iban a trabajar con el grupo, iban a trabajar a casas con jardines.

O sea, era una cosa, fue una experiencia súper buena, que me sirvió a mí, porque al principio dije, pucha, no sé, ¿en qué me van a hacer?

¿O qué voy a hacer yo?

En otro idioma, o sea, era mucho un poco todo lo que me hice.

Pero lo difícil fue eso, no la concepción en la cabeza previa que me hice.

Pero a la hora de la hora fue todo muy, muy bien.

En verdad, sí.

Muy bueno.

Y bueno, ese voluntariado siempre es como por un año.

Antes de terminar el voluntariado tuya, ¿tenías la idea de hacer una Ausbildung o fue surgiendo ya casi al final, cuando estabas como al límite?

Fue en la mitad, digamos.

O sea, yo tenía la idea de...

Mi idea era venir y quedarme a Alemania, ¿no?

O sea, como sea.

Entonces, claro, es como una escalera, ¿no?

Hay que ir viendo cómo, ¿no?

Claro, el primer paso ya lo puse, el voluntariado.

Luego hice una extensión de medio año del voluntariado, porque me dieron la chance por el Corona.

Entonces, ya en esa segunda parte, digamos, de la segunda parte del voluntariado que fue ese medio año, ya en ese momento fue cuando dije, bueno, ya hice un año, ahora viene la parte difícil, ¿no?

Ya aprendí un poco más el idioma, ya estoy un poco más incierto en la sociedad.

Ahora es cuándo tengo que saber si es que, o cómo, si me quiero quedar tengo que hacer el paso siguiente para poder quedarme.

Entonces fue en esa segunda parte del año que, digamos, me empecé a meter de lleno, a buscar opciones de cómo.

Y ahí fue cuando surgió el voluntariado, ¿no?

Porque también en un momento pensé estudiar en la universidad, tomarlo, dar cursos de Perú, pero eso también lo fui descartando.

Pero fue una opción, digamos, también.

Así que en un momento dije, no, pero bueno, el Ausbildung es una opción súper buena.

Te pagan desde que empiezas a estudiar.

O sea, trabajas lo que estudias y lo que estudias lo empleas en el trabajo.

Es una opción dual súper buena.

Así que en ese proceso fui buscando opciones.

Hasta que encontré la opción de Artcía, ¿no?

Y es la que estoy haciendo ahora.

Pero sí, digamos, en el camino fui, digamos, remando y buscando cómo me podría quedar acá.

Y bueno, la encontré y por suerte sigo acá.

Estoy haciendo todo eso, sí.

Y dentro de las Ausbildung hay muchas alternativas.

¿Cómo llegas finalmente a decidir de que vas a hacer tu Ausbildung en el área de la educación?

Bueno, cuando yo, digamos, tomé la decisión, o sea, estaba entre casi tomar la decisión, también había buscado opciones como Highlights and Skills Flags o, digamos, otro tipo de Ausbildung.

Pero esta opción la tomé porque una de las principales opciones, para serte sincero, fue la paga.

La paga es súper atractiva, por lo menos en Berlín.

A mí me pagan, o sea, a mí me quedan al final del mes, para mi bolsillo, digamos, son como 1200 euros, 1250, ¿no?

Así que eso fue una de, digamos, las principales opciones.

Ser Artcía en Berlín es bastante rentable.

Y hombre, además, es una ventaja porque se buscan un montón de hostias hombres acá.

Es totalmente diferente de otros lugares.

Tengo experiencia, o tengo amigos que me han contado experiencias de ellos, que no se mueve así en otros lugares, como en Munich o en Burgos.

Así que, bueno, nada, yo estaba en Berlín, busqué esa opción y dije, bueno, pagan tanto, es flexible, trabajo tres días, estudio dos, digamos, todo es súper flexible.

Así que, nada, vamos a intentarlo.

Además que, bueno, siempre me gustaron los niños, tenía no experiencia en trabajos, pero siempre la familia, el tío Marcelo, el tío Marcelo, entonces era como que es algo en lo que podría hacer, ¿no?

Lo fui pensando.

Así que, nada, salió súper bien, súper bien.

¿Y cómo fue el proceso de buscar el lugar, la escuela, por un lado, y también el kita donde estás trabajando y estudiando actualmente?

¿Lo hiciste de manera independiente también?

Sí, sí, el trabajo, la kita la encontré, me acuerdo que en esa búsqueda medio desesperada porque jugaba contra el tiempo y las visas y todo ese tema de trámites, tú sabes que es súper, y a veces puede ser muy lento acá, por lo menos en Berlín, por la cantidad de gente.

Busqué en Facebook, puse, escribí en Facebook, hola, soy Marcelo, ¿alguien hace el Auschwitz-Landwitz-Studio o está por hacer el Auschwitz-Landwitz-Studio?

Sí, o conoce a alguien que conozca a otra persona que lo haga.

Y siempre tú sabes que la gente en Facebook, en redes se mueve súper rápido, ¿no?

Así que me conoció una chica, una chica de España y me dijo, sí, hola, Auschwitz-Landwitz, no sé cuánto, escríbeme.

Ah, ya, súper bien.

Al toque la escribí, me contó la experiencia, cómo es, cuánto gana, o sea, súper rápido.

Y la escribí y me pasó, y bueno, la primera persona con la que hablé, al toque, ella me dio todo el dato porque encima ella estaba yéndose y yo como que iba a cubrir su plaza, así que justo cayó muy bien.

Y de hecho, esa es la quita en la que estoy ahorita, en la cual me recomendó la chica.

Sí, fue muy rápido.

De hecho, también he postulado a otras, por si las dudas, ¿no?

Así tenía más opción, más campo.

Pero bueno, sí, así fue, por internet, digamos, así encontré el contacto y ya, pues, salió, me salió súper rápido, por suerte.

¿Y cómo fue el cambio de visa?

Porque tú estabas con la visa de voluntariado y después la cambiaste a la de Ausbildung.

¿Dónde tuviste que ir?

¿Qué papeles tuviste que presentar?

Yo, justo antes de que se me termine la visa de voluntariado, porque hice la extensión de seis meses, antes de que se me termine la extensión, digamos, ya como tres, cuatro meses antes, estaba con todo el trámite de la Ausbildung.

Eso también es un periodo largo, ¿no?, de aplicación.

Entonces, yo me acuerdo que me fui al Bürgeramt, se llama, como la oficina de extranjería o algo así, ¿no?

Exactamente, en Berlín.

Así que nada, me fui ahí con toda la documentación que me pedían, pero previamente mandé un correo, ¿no?

Mandé un correo con todos mis papeles, porque ahí en la página de la oficina de extranjería en Berlín te dice cuáles son los requisitos.

Entonces mandé, mandé todo por internet, eran como 10, 11 PDFs, me acuerdo, que incluía el nivel de alemán, contrato de trabajo, contrato de la escuela, carta de motivación, un montón de trámites, ¿no?, trámites así burocráticos.

Así que nada, la mandé y demoraron un poco y me respondieron, ya tu visa está en trámite, no sé cuánto, así que me dieron una Fichtung Bescheidigung, que es una, digamos, es una extensión de visa, porque a mí la visa, de hecho, todavía no me llega, me debería estar llegando ya entre estas semanas, te guardo el tiempo, pero me dieron la comprobación de esa visa, que tengo ya el permiso hasta diciembre, digamos, todavía, hasta que me llegue la tarjeta, ¿no?, el carneto oficial, mi carnet oficial, pero sí, ahorita todavía está, digamos, en trámite, pero ya tengo la confirmación que ya estoy acá, porque mandé todo.

Así que sí, fue un proceso medio, medio pesado, pero al final fue exitoso, ¿no?, porque al final si tienes todo acá, los requisitos que te piden, por más largo que pueda parecer o tedioso, te va a salir, te va a salir, no tienen por qué decirte que no.

Yo tengo la experiencia del voluntariado igual y después del otro, del Ausbildung, así que con paciencia van a salir las cosas a la larga, de mi experiencia, digamos.

Cuando te contactaste con la Quita, en la que estás haciendo ahora tu Ausbildung, te hicieron una entrevista presencial, fue online, ¿te acuerdas qué cosas te preguntaron?

Cuando me contacté con la Quita, el jefe muy amable, de hecho, mi jefe todavía, el director de la Quita me dijo, este, ah ya, quieres posular acá, si no sé cuánto, bueno, vente a hacer una hospitación, me dijo, de un día.

Sí, ¿cuándo?, ya, bueno, acordamos la fecha, primero pregunten el trabajo, etcétera, no sé.

Así que nada, me contacté primero mi trabajo, porque tuve que faltar un día, obviamente, y después de tres o cuatro semanas hice la hospitación en la Quita de un día, ¿no?, en el grupo en el que estoy ahorita.

Entonces hice la hospitación, vi cómo todo, cómo funciona, conocí a los colegas, un día así, como un trabajador normal.

Así que nada, pasó el día y después me mandó un correo el jefe y me dijo, sí, estamos contentos contigo, no sé qué, nos gustas, así que dino si también te quieres quedar, qué te ha parecido, etcétera.

Así que bueno, le expliqué, no, yo todavía había voluntariado hasta agosto, de hecho, faltaban tres o cuatro meses todavía para que termine.

Y sí, fue así, súper rápido, ¿no?

Un trámite rápido, rápido, digamos, en respuesta, pero sí, duró, acá siempre duran las cosas, ¿no?, de bueno, ya es la hospitación, ya es un paso más, y no sé qué, ya no sé cuándo.

Pero siempre fue, digamos, en ascensión positiva.

Qué importante lo que dices también mientras vas relatando de que hay que tener paciencia, pero hay que hacer las cosas con tiempo, porque por lo que dices, siempre fueron cuatro meses antes, fuiste visualizando un poco y no esperando hasta el último momento para ahí empezar a hacer los trámites.

Sí, sí, sí, es verdad, es verdad.

Hay que ponerse las pilas antes, acá, pero como dicen así, es mucho tiempo antes.

Yo, cuando me empecé, yo tenía la visa, la primera visa se me terminó en febrero, justo un año, y al toque me puse a ver la quita, o la quita, o sea, digamos ver opciones, ¿no?, porque mi house building empezaba en teoría, porque acá los house buildings empiezan dos veces al año, por lo menos en Berlín, en agosto, septiembre y en febrero.

Entonces yo ya en febrero, marzo estaba viendo opciones, etcétera.

Y lo hice con buen tiempo, porque demoró, demoró el proceso y los papeleos y todo eso.

Así que sí, el tiempo es fundamental, o sea, hacerlo con tiempo las cosas, para todo tipo de trámites, empleos, etcétera, es fundamental.

Y en cuanto al nivel de idioma, ¿qué nivel te pidieron?

¿En el trabajo me dices?

No me pidieron, en realidad, ningún tipo de nivel, ni certificado, ni nada, porque yo trabajo una quita bilingüe.

La quita es española-alemana, ¿no?, así que la mitad de colegas, la mitad somos latinos o hispanohablantes, tenemos la lengua materna española y la otra mitad son alemanes.

Así que los niños también, los niños son hijos de padres, no sé, argentinos con alemán o chilenos con alemán o peruanos con alemán.

Así que sí, se me la quita, mitad hispanohablante, mitad alemán.

Así que por eso no fueron tan exigentes, digamos, con el idioma.

Pero sí, la entrevista fue en alemán, el jefe no habla español.

Y sí, sí, sí, o sea, salió súper bien, pero no me pidieron un nivel, digamos así, certificado hasta ahora tampoco, así que no hubo problema con eso.

Bueno, entremos ahora un poquito a hablar de la Ausbildung, de la parte, bueno, hay un lado teórico, ¿no?, de las clases y también de la práctica.

Empecemos un poco por la parte práctica, que bueno, al principio nos comentabas el horario que tienes, pero no sé si nos puedes relatar cómo es tu día de trabajo, qué es lo que tienes que hacer.

Bueno, yo trabajo lunes, mi programa se llama primero, se llama Berufsbegleitung, es un estudio dual, porque son tres tipos, pero en el mío, puntualmente, es trabajo, estudio en el mismo tiempo, en una semana, ¿no?, por ejemplo, para describirlo así.

Yo trabajo lunes y viernes, ese es mi, perdón, perdón, perdón, lunes y viernes estudio y martes, miércoles, jueves voy a la quita del trabajo.

Entonces, bueno, nada, mi semana de trabajo empieza el martes, entro a las 8, entro a las 8 de la mañana, salgo a 4 y media, trabajo 24 horas a la semana, son divididas en 8 horas cada 3 días y nada, bueno, mi día empieza a las 8 de la mañana, tengo que estar en la quita, a veces están ahí los colegas, a veces no, bueno, depende de quién estén, dividimos las tareas, porque cada uno tiene su propio horario.

Yo trabajo en la CRIPE, la CRIPE es donde están los niños, no más pequeños, porque hay otro grupo que se llama el Elemental Veradict, que son niños más pequeños todavía, pero yo estoy con los niños, digamos, desde 2 y medio, 3 hasta, entre 3 y 4, ¿no?, cuando van cumpliendo los 4 ya avanzan a otro nivel, que está también en nuestra quita, ya son los niños más grandes.

Pero bueno, nada, sí, me empiezo a las 8, el día preparamos las cosas para los niños, yo, por ejemplo, mi trabajo, digamos, es, no sé, pelar las frutas, dejar la mesa lista con servir la leche, el agua, dejarlo a disposición de los niños, ¿no?, que van llegando, cada uno tiene su propio ritmo, a la hora que se levantan, a la hora que los papás nos pueden dejar, no hay, digamos, un ritmo fijo en cualquiera entrada, salida, llegan entre 8, 8 y cuarto, 9, 9 y media, algunos desayunaron en casa, otros no, se le va a entrar más temprano, otros no.

Entonces, bueno, nada, recibir a los niños hasta las, digamos, eso es hasta que lleguen, ¿no?, que suele ser hasta las 9 y media debe llegar el último niño aproximadamente, así que, pero como te dije, no hay un horario fijo.

Y nada, bueno, mientras van llegando, se ponen a jugar, a desayunar, a correr, como cualquier niño, ¿no?, normal.

Así que hasta las 9 y media, los dertidos estamos ahí, yo los atzuvios estamos ahí con los niños, hasta que, hasta las 9 y media, que es, que una colega nuestra hace el Morgenkreis, se llama, que es como una ronda de, de para que el niño esté introducido al día, digamos, ¿no?, yo lo veo así.

Entonces, se va a un cuarto especial, se ponen a cantar, dicen buenos días, y sacan la guitarra, y cantan algunas canciones, bailan un poco, que dura alrededor de 20, 25 minutos, que siempre una colega mía es la encargada, así que bueno, ese es el espacio del día, que es regla o ley todos los días, no el Morgenkreis.

Así que creo, creo que cada quita tiene eso.

Sí, bueno, nada, esa es un poco la rutina, hasta las 9 y media.

Luego salimos otra vez a jugar, depende del clima, si no hace tanto frío, digamos, vamos al jardín.

De acuerdo, depende también, ¿no?, porque si no vamos al jardín, podemos estar adentro y hacer manualidades, hay un montón de opciones en la quita para, digamos, que el niño se pueda entretener, por decirlo de una forma.

Así que, nada, o vamos al jardín o nos quedamos adentro, pero siempre la idea es que el niño tenga una disponibilidad o una variedad de ofertas para poder entretenerse y tener su día o su tiempo en diversión, ¿no?, que es la idea de un niño pequeño, en lo que se debe enfocar.

Así que, bueno, eso es hasta, digamos, o nos quedamos ahí o nos vamos al jardín hasta las 11, que es una hora y media más o menos en el cual el niño puede estar en el jardín o adentro hasta las 11 y a las 11 será almuerzo, es la hora del almuerzo para todos.

Temprano.

Así que, nada, sí, sí, temprano, súper temprano.

Almorzamos a las 11, todos juntos, los ursillos, los atúbis, los niños, más o menos dura 25 minutos, 30 minutos, mientras hacemos la preparación de la comida, hacemos también un canto previo, unos jueguitos para centrar la concentración de los niños en la comida.

Así que, bueno, eso dura entre 25 y 30 minutos.

Y, nada, luego de eso, los niños van a pasar a alistarse para ir a dormir.

Entonces, luego de la comida, se le cambian los pañales a los niños.

Obviamente, nos dividimos entre los hechizos por cuartos, ¿no?

Porque cada cuarto tiene su, digamos, su propio, no sé, en un cuarto está el baño, el otro cuarto está donde se come, el otro cuarto donde se duerme.

Su propia función.

Entonces, después de comer, hay una hechiza que recibe al niño y le cambia los pañales, lava las manos después de comer y luego lo envía al siguiente cuarto, que es donde está otro hechizo, que también, que se encargan de sacarle la ropa y fijar si el pañal ya está lleno o no.

En caso sí, otra vez hay que cambiárselo.

En caso no, directamente a dormir, al cuarto de dormir.

Así que ese es el ritmo, ¿no?

Eso dura entre, o sea, la canción sin medias se come aproximadamente y luego entra un cuarto hasta que los niños quieren dormir porque siempre, o sea, de una no van a dormir.

No hay que estar diciéndoles oye, duerme, duerme.

Además, son bastantes.

Tenemos 18, ¿no?

Entonces, claro, poder hacer dormirlos a todos a la misma vez es un reto.

Al mismo tiempo.

Claro.

De hecho, no siempre se puede.

Cuando no se puede, vamos como a mitad del sueño se levanta y uno llora y hay que salir con uno al otro cuarto para que deje de dormir a los otros.

Así que bueno, nada, después de las 11 y media hasta 12, digamos, un cuarto por las 12, 12 es cuando los niños, digamos, están ya a punto, ya casi por dormir hasta que quieran levantarse, ¿no?

Que suele ser, suele ser una hora suelen dormir los niños.

Esa es mi experiencia hasta ahora.

Uno se levanta un poquito antes, uno mucho después, un poco después, pero la mayoría es una hora.

Es el promedio, creo yo.

Así que nada, bueno, mientras se van levantando los niños, nosotros estamos ahí preparando algunas cosas que nos quedaron pendientes, porque eso también un tiempo, de alguna forma un espacio para nosotros de organizar algunas cosas que nos quedaron pendientes, limpiar la cocina, organizar el cuarto de juegos, limpiar un poco alguna cosa.

Vamos repartiendo las tareas también de esa forma.

Así que luego de eso se van levantando los niños.

Otra vez lo mismo, dependiendo del clima, si está un poco, si está un clima bueno, salimos.

Si no, nos quedamos y hacemos otras cosas, manualidades, pinta amplia, jugamos con plastilina, etcétera.

Y eso, luego de eso, hasta que lleguen los padres, pues, ¿no?

Porque en eso consiste ya la segunda parte del día, digamos, ¿no?

El niño tiene el espacio y la libertad de divertirse afuera del jardín con los otros niños, porque están los otros niños de los otros grupos, con los otros educadores, que todos estamos ahí en ese, digamos, en el mismo rol, ¿no?

Así que, bueno, nada, eso es luego de que se despiertan.

Eso lo hacemos luego de que se despiertan.

Esa es la rutina, ¿no?

Y en el caso de tu grupo, ¿las actividades que hacen con los niños las planifican ustedes o es como juego libre?

Bueno, cada ejercicio, o cada trabajador, tiene su propia idea, ¿no?

Su propio método, digamos.

Es libre de cada uno hacer lo que quiera hacer con los pequeños, ¿no?

A un niño se le puede ocurrir trabajar con plastilina, a otro se le ocurre, no sé, armar una montaña de legos, qué sé yo.

Sí es libre y espontáneo.

No hay nada así fijo, ¿no?

Muchos nos dejamos ir por nuestra propia experiencia, pero siempre coordinando, ¿no?

Para que no se mezcle una cosa con otra y el niño que está acá no vea lo de acá y va, ¿no?

Siempre, claro, con coordinación, con orden, pero con espontaneidad para hacer las cosas, ¿no?

Digamos.

Bueno, hablemos un poquito ahora como de la parte teórica, ¿no?

Que vas los lunes y los viernes a clases.

¿Qué asignaturas tienes?

Bueno, las asignaturas que tengo son seis campos.

Son seis campos los que tengo.

Son nombres así súper largos.

¿Muy alemanes?

Sí, muy, muy alemanes.

Te puedo leer algunos, pero sí, son nombres así alemanes que juntan 50 palabras y sale un nombre.

Por ejemplo, tengo un curso que se llama Identidad Profesional y Perspectivas del Desarrollo.

Ese es un curso que tiene una duración de 1920 horas en los tres años, por ejemplo, ¿no?

Y tiene diferentes competencias.

Se divide, claro, en el primer año hacemos tal cosa, en el segundo año hacemos tal cosa.

Nos hablan de las fortalezas, de las competencias del curso, de lo que vamos a aprender en cada semestre del curso.

Tenemos una introducción de cada curso también.

Divididos en las horas, en la cantidad de, claro, lo que llegamos en cada semestre.

Es uno de los cursos, ¿no?

El otro curso se llama, ahora lo estoy leyendo porque es súper largo el nombre, es Relación Pedagógica y Construcción con Grupos de Trabajo, ¿no?

Es otro de los cursos.

Que también tiene su misma introducción.

Nos hablan primero de las fortalezas del curso, de lo que se busca en el curso, las tareas y las competencias del Ausbildung para con nosotros y con la escuela, etcétera.

Otro curso también que tengo es Diversidad y Percepción del Entendimiento de la Inclusión y los Retos.

O sea, son cursos muy centrados en la educación no solamente con niños, sino también con personas, ¿no?

Porque el campo de artesía no solamente trabaja con niños pequeños.

También puedes trabajar, tengo una compañera de la escuela que trabaja en un Jugendamt, que es un lugar en los cuales están las personas que han sido abandonadas o tienen problemas de drogadicción, de alcohol, etcétera.

Un tipo de problemas, ¿no?

Diferentes tipos de dificultades van a esos lugares.

Y ese también es un campo para los artesía.

También los artesía pueden trabajar en lugares con personas con discapacidades, como los que yo trabajé también, que también tenía una colega que era artesía.

Entonces hay un campo, digamos, medianamente grande o amplio que no solamente con niños.

Que muchos piensan, ¿no?

Ah, tú eres artesía, trabajas en una quita.

No, eso no es solamente así.

Hay una variedad importante.

Qué bueno lo que dices, ¿no?

Porque se piensa muchas veces de que si estudias para ser educador solamente se reduce el campo laboral a los jardines infantiles, pero por lo que nos cuentas hay un amplio espectro en donde se pueden ustedes mover y desempeñar profesionalmente.

Sí, sí, sí, sí, sí.

La verdad que es así.

Hay bastante campo.

Este Ausbildung de Artesía es súper...

En Berlín por lo menos está empezando a ser más demandado.

Justamente por eso.

Porque en esos campos en los cuales te comenté, trabajas con personas con discapacidades, ancianos o, no sé, quita.

Faltan este tipo de personas que te dan ese apoyo, ¿no?

Esa parte, digamos...

Además, que los artesías hombres también son bastante demandados.

Por ejemplo, en mi escuela somos pocos, pero está creciendo, ¿no?

Antes me contaban que no existían casi artesías hombres.

Ahora es cada vez más.

Y eso se valora mucho.

Y creo que eso no es una ventaja también para nosotros, ¿no?

Porque creo que en la valoración es algo innovador trabajar con una artesía hombre en Berlín.

O por lo menos yo lo veo así y lo he escuchado así.

Así que bueno, es una ventaja para la gente que nos está escuchando y se quiere animar a ser artesía, ¿no?

Los chicos, sobre todo.

Claro, las chicas también tienen la chance.

Pero bueno, es una opción bastante importante para nosotros, me parece a mí.

Por lo menos en Berlín.

En tus clases, ¿cómo ha sido la relación con tus profes o con tus compañeros y compañeras?

¿Cómo te has sentido?

Muy bien.

La verdad que desde el principio muy bien.

Porque además la escuela es una escuela en la cual recibe personas de diferentes partes del mundo.

La mayoría de personas en la escuela hablamos español.

Creo que somos como 20 promedio, 20, 22.

Y somos como 9 hispanohablantes.

Hay como 4 o 5 alemanes.

Hay unos chicos que son de Turquía.

Hay otro chico que es de Vietnam.

Hay otros que son de Asia, de los países del Este.

O sea, hay una variedad importante.

Y eso también me parece una riqueza diferente y un vivir diferente, una experiencia diferente.

Porque, claro, además los profesores tienen mucha paciencia con nosotros porque saben que muchos de nosotros no tenemos el idioma materno alemán.

Además, los lunes también tenemos una clase de una hora previa que es una clase como de, se llama clase de idioma.

Que en realidad no es tanto de clase de idioma, pero nos instruyen un montón a los chicos en alguna dificultad o algo que nos falte con los cursos.

O sea, como que nos dan clases que van en dirección al tema actual que estamos viendo.

Es una hora cada lunes que empieza.

Es una hora antes de que empiecen las clases.

Que nos dan justamente por ser extranjeros, ¿no?

Así que es una ventaja también de la escuela que nos ofrece porque a lo mejor no tendrían por qué hacerlo, ¿no?

Pero bueno, lo hacen de buena gente me parece.

Pero nada, es una cosa súper buena que tenemos ahí.

Bueno, nos cuentas que tanto en la escuela como en el trabajo te desenvuelves en un ambiente súper multicultural.

En la quita donde estás, ¿hay espacio también para, por ejemplo, dentro de las comidas, lo que comen los niños, la música?

¿Juega también un rol importante de que las educadoras y educadores vengan de otros países hispanohablantes?

Sí, sí, pero porque los padres también vienen de otros países.

No solamente porque la quita, los colegas son también hispanohablantes.

Porque de hecho, si el padre, no sé, colombiano, como hay muchos padres colombianos y el quita no habla español, la comunicación de hecho no va a fluir me parece, ¿no?

Entonces es un apoyo tanto para...

O sea, me parece que hay apoyo de todos lados, ¿no?

Entonces es un complemento muy bueno porque, por ejemplo, el jefe no habla, el director no habla español, pero la subjefa sí.

Entonces ahí conectamos, ¿no?

Entonces los que trabajan con el grupo, en un grupo, por ejemplo, hay un chico que es cubano y mis dos colegas son alemanes.

Entonces dos hispanohablantes, dos alemanes que tienen lengua materna alemán.

Entonces ahí cualquier dificultad conectamos.

Y los padres también, lo mismo, ¿no?

Mitad alemán, mitad español.

Entonces definitivamente funciona para todo, ¿no?

Para la integración, para la conversación, hasta para la discusión incluso.

O sea, se puede manejar bastante bien con los dos idiomas, ¿no?

Así que creo que es una oportunidad, es algo muy bueno que se implementó.

¿Y los niños son bilingües los que van al quita todos?

Sí, la mayoría sí, la gran mayoría sí.

La gran mayoría habla, claro, ¿no?

Con sus dificultades porque son pequeños todavía.

Pero, por ejemplo, yo tengo un par de niños que hablan español y alemán clarito, ¿no?

A pesar que tienen tres añitos nomás y un poquito más.

Se nota porque con el papá era alemán, con la mamá español, la quita alemán.

O sea, en la escuela, perdón, en el día a día también alemán.

Entonces se le mezcla todo, ¿no?

Siempre con sus pequeños errores, obviamente.

Pero sí, esos niños más, cuando tengan siete u ocho años, qué sé yo, un poco más, van a dominar los dos idiomas perfectamente.

¿Y a ti se te mezclan también los dos idiomas?

Sí, alguna vez.

Algunas veces sí con algunas palabras.

Porque ya usas tantas palabras que en español, no sé, palabras como el reconocimiento de título o cosas así, que es el anerkenung, ¿no?

Son palabras que uno usa tanto que ya cuando quiere hablar con alguien, dice, usas palabras en alemán.

Simplemente anerkenung, qué sé yo.

No sé.

De cierta forma, sí, ya tengo casi dos años, entonces siempre sí salen algunas palabritas en alemán.

Es normal, ¿no?

Que se empiezan como a cruzar los cables.

Sí, sí, normal.

Lo más normal del mundo.

O sea, otra cultura, otro idioma.

Es normal, sí, sí.

Y poniéndonos un poco más críticos dentro de la experiencia que ha tenido estos dos años, ¿hay algo que no te gusta o que no te sientes tan cómodo?

¿Algo que no me guste?

Bueno, yo creo que siempre vas a encontrar cosas en el trabajo y en la escuela y en cualquier lugar, me parece, tiene sus ventajas y desventajas ahí en todos lados.

Algo que no me guste, hablas el tema en cuanto al trabajo o a la escuela.

Sí, ambas cosas.

Que a lo mejor sientes que podrían ser distintas o que no te acomodas mucho.

Bueno, en el trabajo ciertamente hay una colega que es medio, medio ahí, un poco pesadita.

Pero nada de otro mundo, ¿no?

O sea, es un ambiente laboral en el cual estás cargado todo el tiempo de, no sé, de constante movimiento.

O sea, es una rutina así súper, tienes que estar así pa, pa, pa, rápido.

Así que son pequeñas cosas, ¿no?

En el trabajo, en la escuela no, tampoco.

O sea, la gente es súper amable, la verdad, no.

O sea, en esos temas todavía no he tenido problemas.

Pero también es que recién he empezado, o sea, digamos, en agosto he empezado.

Tengo todo septiembre, octubre, tres meses casi.

O sea, es muy poquito tiempo para darte un juicio, creo, de valor así muy, muy acertado.

Pero hasta ahora la experiencia en la que he tenido en ambas cosas, digamos, podría hacerse en cuentas resumidas ha sido, está siendo buena.

Está siendo buena, sí.

Espero que siga así.

Veremos cómo camina la cosa.

Pero hasta ahora todo bien, creo.

¿Y hasta el momento no has tenido pruebas o tests en la escuela, en la parte teórica?

Todavía no.

De cuando en cuando tenemos ciertos trabajitos, así, porque se sabe que el primer semestre es un semestre, entre comillas, de introducción, ¿no?

Definitivamente sí llevamos cursos, todo eso, trabajos, vemos co-películas, qué sé yo.

Pero todavía lo fuerte fuerte me parece que no viene.

Me parece que todavía no llega a la parte fuerte.

Pero bueno, hemos tenido un trabajo, teníamos que hacer una película, nos dieron unas tablas y teníamos que organizar una película que duraba un poquito, no mucho, dos minutos, creo, no era mucho tiempo.

Teníamos que hablar un poco de nuestras expectativas como el SIGA, de lo que buscamos, de los tres años, cosas así muy básicas, ¿no?

Claro, todos en alemán, obviamente, así que eso le da un poco más de dificultad, ¿no?

Sobre todo a los que no tenemos el idioma materno alemán.

Pero sí, o sea, nada todavía, nada complejo, digamos.

Todavía no, todavía no.

Como te dije, estoy recién en el tercer mes, así que hasta ahora nada todavía fuera del otro mundo.

¿Y ustedes en las clases hablan en alemán?

¿Son todas en alemán o los profes también se acomodan de repente a los idiomas que tengan los estudiantes?

Alemán, cien por ciento, todo es alemán, todo es alemán.

Todos los profesores hablan cien por ciento alemán.

Pero nosotros entre nosotros hablamos español, ¿no?

Siempre está hablando uno y otro se escucha que le está traduciendo a otro de esquina a esquina.

Y uno por acá mira, así.

Muchos se ríen porque saben que nosotros, o sea, la mayoría se habla español, ¿no?

Entre los compañeros.

Pero eso también le da una cosita así muy, muy, una cosita así divertida, buena, ¿no?

Y la gente se pone a mirar, así, ¡ay!

Intentan imitarnos y hablar así.

Pero no, sí, todo es alemán, todo es cien por ciento alemán.

Sí, sí, sí.

Y bueno, ¿qué cosas sientes que han cambiado en ti desde que llegaste acá a Alemania a hacer el voluntariado?

¿Qué cosas han cambiado en mí?

No, de hecho, el sentido de responsabilidad es algo en el cual creo que he ganado, ¿no?

He ganado, he ganado mucho acá.

Además que estoy, como digamos, de visita, ¿no?

Así me he sentido mucho tiempo.

Entonces, me parece que tengo que dar un poquito más de lo que se podría dar normalmente.

Y me gusta también, me gusta también.

Es decir, la responsabilidad puede ser que la gané, gané muchas amistades también, conocí un montón de gente, la verdad.

Mucha gente.

Latinos tengo amigos de todos los países.

Creo que bolivianos es el único país que no, pero no, creo que sí, tengo una colega boliviana que se ha hecho mi amiga.

Perdón, sí, tengo todos, amigos, amigas, no, un montón, un montón de amistades.

No sé, hay muchas cosas que me gustan de acá, que son temas de seguridad, de estudios, de oportunidades, de tranquilidad.

Son las cosas que siempre priorizo y que siempre tengo muy presentes.

Y alguien que quiera hacer una hospital, ¿qué crees que es necesario en el área de educación que una persona debería tener en cuenta antes de tomar la decisión de entrar?

Creo que siempre la experiencia previa en un campo al que uno quiere aventarse, digamos, o adentrarse, siempre es bueno, ¿no?

Porque, o sea, te tiene que gustar lo que tienes que hacer, lo que vas a hacer, porque no lo vas a hacer un mes, lo vas a hacer tres años, por lo menos, los outbuildings suelen durar tres años, el promedio.

Entonces, si puedes coger un poco de experiencia previa en el lugar en el que has estado.

Yo cuando estaba haciendo, antes de terminar el, o sea, antes de empezar el outbuilding, perdón, mucha gente me preguntaba el voluntariado, así, no, no, sí, cómo hiciste, no sé qué.

Y yo siempre sugerí un montón, que además de la experiencia que yo estoy transmitiendo, que intenten en sus países de origen hacer prácticas, o, claro, prácticas acerca de, no sé, meterse en colegios, en instituciones así que trabajen con personas con discapacidades, con niños, así como acá, ¿no?

Porque, claro, una cosa es hacerlo en tu país, una cosa es, tu país, otra cosa es en otro lugar.

Si no lo conoces encima y hacerlo en otro país, en otro idioma, o sea, es doblemente complejo.

Así que yo, por suerte, pude, como te conté, ¿no?

Trabajé con mi tía, más o menos, no tenía, digamos, la cancha, pero tenía, o sea, no tenía, digamos, exactamente cómo iba a trabajar con personas con discapacidades, pero tenía el trato, ¿no?

Tenía un poco de, un piso, digamos, una base, ¿no?

Entonces, eso es lo que yo sugiero mucho, tener, ganar un poco de experiencia previa en lo que uno busca hacer, sobre todo en este tipo de Ausbildung.

Este es un trabajo así de campo, pero así, fuerte, fuerte.

Así que si se puede obtener experiencia en algún lugar en los países de origen de los que nos escuchan, yo creo que ya tienen un par de pasos adelante, ¿no?

¿Y qué tipo de habilidades crees que son necesarias también para desempeñar el trabajo?

¿No?

Por ejemplo, habilidades comunicativas o de proactividad, no sé, ¿cómo lo ves tú, ya basado en la experiencia que has tenido?

¿Qué habilidades, digo, dices, o sea, tendría yo como, cómo podría dar yo en el trabajo?

Sí, como alguna persona que quiere, no sé, si alguien, por ejemplo, otro ejemplo, no tiene paciencia, a lo mejor ya, mejor que no se meta en esta Ausbildung, no sé.

Claro, claro, sin duda, si no tienes paciencia no puedes hacer una Ausbilundertia, ¿no?

Definitivamente, porque es un trabajo constante con personas.

Hay que estar repitiendo las cosas, tanto como los niños, como las personas que sufren algún tipo de discapacidad que hay que decirles, oye, no sé, come, come, come, come.

O sea, esa constancia diaria y rutinaria, si no se tiene, claro, si no tienes la paciencia, que puede ser una virtud, no sé, de los que hacemos en las chicas Ausbildung, claro, definitivamente no se puede hacer una Ausbilundertia porque es una cosa que va a durar mucho tiempo, no vas a trabajar de eso.

Entonces, sí, sí, eso es básico, fundamental.

Paciencia y constancia, diría yo, porque el clima laboral también puede ser un poco, tampoco, no todo es perfecto, puede ser un poco duro también, puede ser un poco duro tener a tu control a 20, 15, 20, 25 niños así llorando, gritando, jugando, saltando, haciendo lo mismo todo el tiempo.

O sea, es que uno hace una cosa y todos lo siguen.

Y sí, además de los colegas que también, no sé, tienen esa vía, mis colegas se unieron hace como 20 años, entonces es una cosa que se acumula, tampoco es todo a color de rosa, puede ser también duro, por eso digo, si la paciencia y la constancia están de la mano, yo creo que se puede optar por esta opción, sí, sí, definitivamente.

¿Has sentido en algunos momentos un poco de estrés en el trabajo?

Sí, sí, sin duda.

Siempre, siempre lo siento porque, como te digo, siempre hay, o sea, hay que manejar situaciones un poco tediosas, no sé, una silla falta porque fue a otro lado y hay cinco niños, un niño que le pega al otro y a dos metros hay el otro niño que llora porque pasó esto y el otro niño que, no sé, se hizo la caca en el pañal, o sea, hay situaciones que hay que manejar rápidamente y, no sé, en concordancia con otro, sí, entonces, además también, esto que te hablaba de la ventaja del kita bilingüe puede ser también una desventaja en el tema de cooperación con el colega, ¿no?

O sea, un latino trabaja diferente a un alemán, creo yo, entonces, también eso también puede ser contraproducente hasta cierto punto, ¿no?

Así que bueno, en mi experiencia, en mi experiencia, así que sí, sí, tiene sus pros y sus contras, como se dice.

Y en ese sentido, ¿qué diferencias culturales, por ejemplo, has podido notar con tus colegas alemanes o alemanas?

El orden, el orden, y esto que te hablaba de la espontaneidad, por ejemplo, esta colega cubano y yo tratamos de movernos mucho con la espontaneidad, ¿no?

Lo que nos gusta, porque los niños, de todas maneras, si le pones un carro o si le das plastilina, o si le dices vamos al jardín, van a encontrar la forma de divertirse, ¿no?

En cambio, mis colegas son un poco más estructurados, ¿no?

Dicen ya, hoy día, algunos, ¿no?

Dicen, oye, por ejemplo, hoy día puede ser con la limpieza, con el orden, que al final también sirve, ¿no?, la disciplina.

Pero si te pones así, creo que yo mucho, mucho así, hoy día 10 y media hasta las 11 hacemos esto, y esto, y esto, y esto, y esto, y mañana ta-ta-ta, y mañana pasado ta-ta-ta, al final puede ser un poco pesado, creo yo.

Yo con este colega cubano, que te cuento, es un poco más relajado.

Entonces nosotros conversamos, oye, ¿tienes ganas de hacer?

Sí, no, hoy día no, mañana haces tú esto, yo pasado lo hago.

Ah, ya, chévere, ¿no?

Súper bien, ya, cambiamos los roles.

Creo que esa espontaneidad la manejamos más nosotros, el colega y yo, el colega cubano y yo, que los alemanes, a comparación de ellos, ¿no?

La espontaneidad creo que es una cosa que te das cuenta así, súper rápido, cuando estás ahí, en este tipo de trabajos, sí, sí, sí.

Y bueno, a nivel profesional, ¿cómo te proyectas tú, luego, bueno, estás recién empezando, pero cómo te ves a futuro trabajando en un quita, o también ves otras opciones también de desempeño laboral?

No, no, no, claro, de hecho, me gustaría terminar el Laos Building, no sé si en la quita, en la misma quita, o mejor dicho, en una quita.

Me gustaría, claro, sin duda, experimentar otros campos, ¿no?

Trabajar en, como trabaja una compañera que te llega en un centro con personas que tienen, no sé, problemas de alcohol, de drogas, han sufrido abandonos de padres, etcétera.

Me gustaría también, por ejemplo, probar ahí en un tiempito.

Pero primero, creo que en la quita estoy aprendiendo bastante con los pequeños, ¿no?

Se puede aprender más de lo que se piensa, me parece.

Así que, pero sí, explorar diferentes campos.

Vamos a ver cómo van los próximos años, pero sí, me gustaría probar un poco de, experimentar diferentes tipos de campos.

Y para ir terminando, Marcelo, ¿qué consejo le podrías dar a alguien que a lo mejor está acá en Alemania y está con esta inquietud de hacer un Laos Building?

O puede ser alguien que esté fuera de Alemania, quizá en Latinoamérica, escuchando, ¿no?

Y quiera venir.

¿Algún consejo que puedas compartirnos?

Bueno, primero que si puede adquirir la experiencia previa para hacer el Laos Building, así que es un trabajo, como te dije, así, es un trabajo así de campo, ¿no?

Es un trabajo totalmente, por lo menos si quieren trabajar en una quita, ¿no?

O sea, sí, en una quita es un trabajo duro, como se dice.

Es un trabajo duro, constante, hay que tener mucha paciencia.

Pero claro, también tiene sus, o sea, es duro en cuanto a la cotidianidad de la rutina.

Pero también es divertido, o sea, tiene sus ambas cosas, ¿no?

Tiene sus cosas, sus pro y sus contras.

Pero si tuviese que dar un consejo, sería que intenten de adquirir experiencia previa con el trato directo con personas.

Tanto como con niños, como con jóvenes mayores, con personas con discapacidades, porque esa diversidad, como habíamos hablado antes, puede derivarte a diferentes campos, no solamente con niños chiquitos, ¿no?

Entonces, claro, el trato directo, tratar de buscar experiencia con trato directo con personas.

En cualquier tipo de lugar, en asociaciones, no sé cómo serán los diferentes países de Latinoamérica, pero imagino que también debe haber un montón de opciones, ¿no?

De hacer diferentes tipos de hospitaciones o voluntariado.

Pero sí, coger experiencia previa sería, creo, una ventaja.

Una ventaja en cuanto a otras personas.

Yo creo que eso puede, por una parte, servir, obviamente, al momento de aplicar para hacer el voluntariado en tu currículum, pero también para darte cuenta si realmente es lo que te gusta y lo que quieres hacer.

Claro, claro, definitivamente sí.

Claro, pero el tema que mencionaste del currículum, ellos te preguntan, ¿no?

Si tienes experiencia previa o no.

La idea es, claro, ¿no?

O sea, hay que decir la verdad, ¿no?

Tampoco es que te están observando, digamos, qué hiciste tal, pero sí, mientras más documentación envías, todo y la experiencia previa, se supone que tienen más preferencia contigo, ¿no?

Entonces, claro, pues es un lado.

Y claro, ¿no?

Si vas a trabajar con personas con discapacidades o chicos, siempre adquirir una experiencia previa es, creo que es fundamental, ¿no?

Es fundamental para saber, para saber si lo puedes hacer incluso en otro idioma, que es todavía un reto doble.

Marcelo, si alguien quiere ponerse en contacto contigo para hacerte más consultas o quizás necesita un poco más de información, ¿cómo puede encontrarte?

Bueno, en Instagram, en Instagram, Marcelo, así como se escribe, punto, Fabio93, con Fabio con B de vaca.

Son mis dos nombres, Marcelo.Fabio93, nada más.

Así que cualquier cosita, con mucho gusto a todos los que nos escuchen, los voy a ayudar.

A mí también me ayudaron mucho, así que yo encantado de seguir ayudando a las personas que quieran también venirse, ya sea con el voluntariado o con el Ausfield University.

Así que cualquier cosita, ya saben, por aquí.

Bueno, como siempre, vamos a dejar toda la información, el contacto también de Marcelo y las notas del podcast para que ahí lo puedan revisar y contactarse ahí por interno con él.

Quisiera, bueno, nuevamente darte las gracias por responder al mensaje, por tomarte el tiempo también hoy día de conversar y compartir tu experiencia.

Y te deseo mucha, mucha suerte en lo que queda de tu Ausfield.

Bueno, te agradezco un montón.

Te agradezco también por la oportunidad.

A mí me encantó hablar contigo, conversar un poco, contarte la experiencia.

Es bastante bueno también recordar, ¿no?, siempre cómo uno vino, cómo fue escalando y, bueno, nada, es bastante enriquecedor para uno mismo, ¿no?, recordarse todo lo que fue haciendo y cómo fui progresando.

Pero sí, sí, gracias a ti por la invitación también.

Gracias por la invitación.

Y nada, es otra oportunidad.

Con mucho gusto respondiendo tus preguntas, tus dudas.

Y como dije antes, ¿no?, cualquier cosita me puedes escribir por acá.

También con bastante alegría ayudaré a los que se comuniquen conmigo.

Y vamos creando una red también de contacto, una red de apoyo aquí.

Claro, claro.

Esa es la idea, ¿no?, lograr los sueños de cada uno poco a poco, ¿no?, cada uno con su camino.

Así que si somos un apoyo a nosotros, bien por eso para los que quieran venirse.

Cierto.

Un abrazo, Marcelo, que tengas buena tarde y estamos en contacto.

Bueno, Renata, un abrazo también fuerte.

Ahí vamos conversando entonces.

Cuídate mucho y hasta pronto.

Chao, chao.

Si te gusta nuestro contenido, ayúdanos a compartirlo para poder llegar con esta información a más personas.

Puedes seguirnos en el Instagram somosasuvis y mandarnos sugerencias a través de un DM.

Si quieres más información, puedes entrar al sitio web somosazubis.de.

Gracias por escuchar.

Close